La Rioja

Popular prejubilará en su ERE con un máximo del 75% del sueldo

Madrid. Banco Popular presentó ayer a los sindicatos de la entidad la que puede convertirse en su última oferta de negociación para materializar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por el que saldrán del grupo 2.900 trabajadores. La corporación presidida por Ángel Ron ha segmentado la oferta de los despidos dependiendo de la edad de cada trabajador.

En principio, la entidad pretende que hasta 1.900 empleados accedan al sistema de jubilaciones anticipadas, con salidas desde los 55 años. En concreto, para quienes tengan más de 59 años a 31 de diciembre de 2016 -unos 1.700 empleados-, Popular les ofrece un 75% de su salario neto anual, pero la cuota a la Seguridad Social correrá a cargo de los trabajadores hasta el momento en el que se materialice la jubilación. Esta condición difiere de otros EREs planteados por la banca en los últimos meses, en los que las entidades asumían ese coste.

Para quienes tengan 58 años, se les daría un máximo del 70% de su sueldo neto anual. A este grupo sólo se podrán sumar 120 personas. Y quienes se encuentren en los 55 y los 57 años podrán salir del banco con un 65% de su sueldo.

Por debajo de los 55 años, el banco ha planteado un sistema de despidos que, como máximo, les abonará hasta 30 días por año trabajado, con un límite de 18 mensualidades. Podrán acogerse a estas condiciones quienes antes de final de año tengan entre 50 y 54 años. Para el resto, menores de 50 años, el despido será de 28 días por año trabajado en la entidad, con un máximo de 15 mensualidades.

La entidad sigue negociando con los representantes de los trabajadores un acuerdo que prevé culminar en pocas semanas e incluso días.