La Rioja

El primer Inter Rail de las pequeñas empresas riojanas

  • Un total de ocho empresas riojanas disfrutarán de una oportunidad única para formar su departamento de exportación

  • El 4 de noviembre la ADER cierra el plazo de inscripción al programa Primera Exportación que ayuda a vender en el exterior con garantías

Logroño. Ponerse a viajar por primera vez asusta, pero emociona por igual. Todo es nuevo, hay un mundo ahí fuera por descubrir. Es la emoción de la mayoría de edad que impulsa a traspasar fronteras, a decir y presumir que se ha estado en Francia, en Inglaterra, en Italia, en... Ir para luego poderlo contar, porque con la mayoría de edad se abre la posibilidad, por ejemplo, de sumarse al Inter Rail en un viaje fabuloso por Europa, y que ahora la Comisión Europea se está planteando regalar entre sus jóvenes para seguir rompiendo fronteras y haciendo Europa. Viajar y viajar para ser más europeos, más abiertos, más y mejores porque viajar aclara, y mucho, las ideas dado que se destruyen tópicos y estereotipos. Como el que manifiesta que las empresas pequeñas no pueden exportar, que para hacerlo hay que tener más músculo y que lo de vender fuera de las fronteras patrias es muy complicado y un dolor de cabeza constante solo asumible por las grandes corporaciones. Pues no. Dicen los que nunca lo han intentado que no merece la pena, pero resulta que el futuro de una empresa puede depender del éxito o no en vender sus productos fuera de España.

Ahora bien, el que afronta la experiencia de vender fuera con el compromiso empresarial de hacerlo ya para siempre, pues como que observa más bondades que problemas, más beneficios que apuros, más posibilidades de crecer y desarrollarse para seguir siendo una pyme, a buen seguro, pero con la mejora constante que provoca casi inmediatamente en las organizaciones que se atreven a viajar con sus productos y servicios bajo el brazo por toda Europa.

Y si los jóvenes de 18 años tienen su Inter Rail pagado para viajar por Europa, las pymes riojanas disponen del programa Primera Exportación, que define a la perfección de lo que va este asunto: exportar por primera vez fuera de España. Y la ADER, con sus servicios y profesionales, ayuda a que sus participantes lo logren a un coste muy reducido, pero con el compromiso de hacer de la exportación un brazo más de sus organizaciones empresariales.

Así que actualmente esta abierto el plazo de solicitud de acceso a este programa. Las empresas que quieran participar tienen de plazo hasta el próximo día 4 de noviembre para presentar su solicitud en la ADER. Los criterios que se tendrán en cuenta para la selección de las firmas participantes son, entre otros, disposición de material de promoción y web en idiomas, domicilio social en La Rioja y no tener departamento de exterior.

Gracias a este programa, la ADER pone a disposición de estas empresas un técnico que desarrollará las labores de responsable de exportación en la empresa diseñando y desarrollando el plan de internacionalización, siguiendo las indicaciones de un asesor experto y con amplia experiencia comercial. El coste para la empresa es de 250 euros al mes, es decir, menos de la mitad del gasto que supone este servicio.

Diseño del Plan

En un primer momento, el técnico recopilará las actuaciones llevadas a cabo hasta la fecha por la empresa para diseñar su estrategia comercial y de expansión y fijar los objetivos del programa. Para ello, tendrá en cuenta el perfil del cliente y las características del producto antes de definir el precio, el canal y las actividades de promoción en los mercados más óptimos para comenzar a exportar.

Posteriormente, elaborará el plan de trabajo y calendario, decidirá sobre la estrategia de entrada en mercados foráneos y se contactará con los clientes potenciales. Por último, realizará un seguimiento de los contactos, presentará el Plan de Promoción Internacional a la ADER y analizará los resultados obtenidos.

Las ocho empresas que se adhieran a esta nueva convocatoria del programa se podrán beneficiar de una subvención de hasta el 50% del importe de las acciones necesarias para alcanzar los objetivos previstos, caso de edición de catálogos traducidos a varios idiomas o visitas a ferias internacionales.

Experiencias previas

«Sin este programa, nos pasaba como a muchas empresas, que vamos creando herramientas y haciendo algunos pinitos, pero en muchas ocasiones vamos posponiendo este departamento por atender el mercado nacional. Al final esto es un error que cometen muchas empresas que aún no exportan y tienen buen potencial para hacerlo». Así valora su experiencia en este programa la empresa de Alberite Preparados de Tortilla y Cocinados Gran Rioja, bajo la gerencia de Omar H. Corts.

Y los resultados no se han hecho esperar. Son inmediatos. «Desde este año, con el apoyo de este programa, hemos podido desarrollar el departamento con total comodidad, ya que hay una persona trabajando de forma continua con los procesos de contacto, creación de oportunidades y búsqueda activa de clientes», indica Corts.

En Portugal, Italia, Francia, Holanda, Inglaterra y Alemania están los herrajes para puertas industriales de Roandi. «Nuestro director comercial sabía algo de francés y quisimos probar para ver cómo salía la experiencia. Y acertamos. Vendimos en Francia después de que permitiéramos a nuestro comercial que se formara mejor en este idioma», explica Julia González, de Roandi.

Y la chispa se prendió en el interior de esta empresa riojana. «Si hemos podido hacerlo en Francia por qué no vamos a lograrlo en Inglaterra, Alemania, Portugal...». Y ahora la lista parece infinita. «Hemos roto mucho miedos», indica Julia González. Y con el programa de la ADER, «incorporamos a nuestra estructura a una profesional fantástica que profesionalizó el trabajo que estábamos haciendo nosotros un poco por instinto». Y lo curioso es que por este continuo vender fuera se acaba agudizando el ingenio. «Ves lo que se hace, lo que haces tú y lo que demanda el sector. Y podemos competir en igualdad de condiciones, y hemos presentado nuevos productos en el mercado».