La Rioja

La elevada deuda y el paro limitan la mejora económica

  • Fitch mantiene la nota de BBB+ con perspectiva estable para España y señala como otros riesgos la incertidumbre política y Cataluña

madrid. La elevada deuda pública y la alta tasa de desempleo son un lastre para la recuperación económica del país. Tanto es así que ambas variables impiden una mejor nota de calificación para España, según explicó ayer Fitch en un comunicado. La agencia de 'rating' mantiene, por tanto, su valoración para la deuda soberana del país de BBB+ con perspectiva estable.

La empresa reconoce en su informe que España tiene una renta per cápita superior al resto de países con esa calificación. También toma nota de su fuerte crecimiento e incluso resalta los progresos realizados mediante reformas estructurales. Sin embargo, un pasivo que supera la barrera psicológica del 100% del PIB y un paro del 20% según la EPA del segundo trimestre (el doble que la media de la zona euro) pesan demasiado, en opinión de la agencia estadounidense, como para elevar la calificación de España.

Pero no son todo malas noticias. La agencia prevé que el PIB crezca un 3% este año, en línea con lo estimado por el Gobierno (2,9%) o el FMI (3,1%). Asimismo, Fitch también considera que la economía se ralentizará el próximo ejercicio hasta un 2,2% (2,3% para el Gobierno).

En cuanto al déficit, los pronósticos de Fitch son optimistas de cara a este año al considerar que España acabará con un desequilibrio del 4,3% frente a un objetivo pactado del 4,6%. La previsión es más negativa en 2017 al prever un déficit del 3,5%, frente al 3,1% pactado. El propio Ejecutivo presentará un documento a Bruselas este fin de semana que incluirá un desequilibrio del 3,6% para el próximo año. Una desfase de cinco décimas que el Gobierno confía en que pueda reducirse con unos nuevos Presupuestos.

Por otra parte, Fitch también pone el foco en la incertidumbre política como elemento de riesgo para la economía española y señala como otro aspecto preocupante el aumento de la tensión por el desafío independentista en Cataluña.