La Rioja

Innovación riojana en estado puro

Innovación riojana en estado puro
  • Un grupo de alumnos y profesores de la UR logra unificar las sinergias de la región para diseñar y fabricar dos motos que son auténtica ingeniería

  • El proyecto Motostudent se estrena hoy en Alcañiz

Logroño. Los nervios dejarán paso a la emoción y de ahí a una indudable sensación de vacío motivada por el cansancio profundo de un proyecto que les ha puesto en tensión durante el último año. Hoy, a las 10 horas serán los entrenamientos libres. A las 12 llegará el momento de la competición, después de tres jornadas de brutal intensidad para superar todas y cada una de las pruebas de verificación que han debido superar todas las motos antes de salir al circuito, así como una serie de exámenes a los alumnos participantes. Se trata de Motostudent, la competición entre universidades más importante a nivel internacional.

Hoy en Motorland, en Alcañiz, será el momento de que estas dos motos riojanas demuestran una parte del trabajo realizado hasta este 9 de octubre: competir sobre el asfalto para ver si pueden ser los primeros, los segundos, los terceros... Pero es solo una parte del trabajo: salir a competir. La otra parte es la determinante, la importante: hacer una moto (la UR ha sido una de las pocas en diseñar y fabricar la de gasolina y la eléctrica) desde cero y lograr soluciones innovadoras a problemas de ingeniería que durante todo un año han estado resolviendo los 25 estudiantes y profesores de la Universidad de La Rioja que han participado en Unirioja Mostostudent.

Es la constatación más extraordinaria a día de hoy en esta región de cómo la Universidad, en su fundamento formativo, de cómo la administración, en su labor de catalizador, y de cómo las empresas del sector, en su labor de financiación y fabricación, pueden lograr un hecho relevante. «Que los estudiantes no solo diseñen sobre el papel, que lo soporta todo. Hemos logrado que los estudiantes participantes diseñen cada una de las piezas de la moto para luego llevarla a un intenso y necesario proceso de fabricación para así observar cómo es el proceso de industrialización de los proyectos que diseñan sobre el papel y los muchos problemas que luego hay que resolver», explica Alberto Falces, gran valedor de esta forma práctica de enseñar ingeniería a sus alumnos en la UR. «Contamos con una enseñanza demasiado reglada y teórica. Y los chavales no están acostumbrados a tomar decisiones importantes sobre proyectos reales. Lo han tenido que hacer, y lo han conseguido», indica.

El pasado jueves superaron las pruebas de verificaciones estáticas, «y hubo que resolver unos cuantos problemas de última hora». El viernes llegaron las pruebas de verificaciones dinámicas «y más de lo mismo». El sábado fue el turno de las de aceleración, conos y frenada, y hoy domingo será el momento de competir. «Es muy estresante, porque se buscan resultados a un año de mucho trabajo, donde mucha gente ha participado y nos ha ayudado para que esto salga adelante», reconoce Falces.

Y a partir de hoy se producirán los resultados. «Que las motos arranquen ya es increíble, pues solo se reciben los motores, el resto hay que diseñarlo y fabricarlo». Que puedan participar en la prueba «ya es algo increíble». Lo de ganar, «sería espectacular». Pero luego están los reconocimientos a las innovaciones. «Sabemos que una parte esencial de Motostudent es lograr innovaciones que luego pueden ser aplicadas en el sector», señala Falces. El segundo puesto del año 2014 (la prueba se realizada cada dos años) indica que Unirioja Motostudent parte de una posición muy alta. «Creemos que los estudiantes de la UR han logrado innovaciones que pueden ser muy novedosas». Innovaciones, patentes, ingeniería, soluciones y mejoras. Aprender a decidir, a tomar decisiones que pueden mejorar el proyecto o llevarlo al fracaso, madurar como profesionales en todas sus fases. Han estado en las fabricas observando que había piezas diseñadas que no se podía fabricar tal y como habían pensado o que luego no se podían ensamblar. Han sabido diseñar y fabricar dos motos que son pura innovación riojana.