La Rioja

¿Qué esperar de los números del Ibex?

Lo malo del Ibex-35 es que los sectores para los que mejores resultados se atisban están poco representados en él. Pese a todo, Pedro Sastre, de Banca March, espera que en el conjunto del año los beneficios se mantengan planos o ligeramente negativos. Por eso prevé que en los dos últimos trimestres se mejore la tendencia marcada en los dos primeros, cuando se vieron afectados por las divisas latinas y los menores extraordinarios frente al 2015.

Víctor Peiro, analista de GVC Gaesco Beka, también espera una mejora en el tercer y cuarto trimestres, «ya que para final del año esperamos un incremento del beneficio por acción ajustado del 7% cuando a junio la caída era del 3%». Pero Diego Jiménez-Albarracín, de Deutsche Bank, espera que haya caídas en comparación con un buen 2015.

Para Jesús de Blas, de Crédit Agricole-Mercagentes, el foco del mercado va a estar en la banca y, en su opinión, si bien no van a presentar buenos resultados, tampoco van a dar sorpresas negativas. Según Sastre, la subida de la volatilidad del sector, de darse, podría estar asociada a otros eventos como la banca italiana.

Las buenas noticias estarán presentes -apunta Gema Martínez-Delgado, de Merchbanc- en los sectores de ocio, turismo, inmobiliario y energía. Para De Blas, también en el industrial si los volúmenes de pedidos sorprenden. Jiménez-Albarracín añade que asimismo puede haber buenas cifras en empresas expuestas a emergentes, y en especial a Brasil por la subida del real.

En el sector de la construcción, tan importante por su peso, De Blas prevé que el mercado se fije en sus avances en la reducción de deuda. En cuanto a Telefónica, estima que además de a su capacidad orgánica de reducción de deuda, el mercado estará atento a posibles noticias sobre el dividendo. Para Jiménez-Albarracín, lo peor vendrá de las empresas expuestas a Reino Unido por el desplome de la libra.