La Rioja

La banca cierra filas en un sistema unificado para pagos a través del móvil

  • Estará integrado en sus aplicaciones electrónicas y dejará transferencias de hasta 500 euros, en principio sin cargo

Madrid. ¿Un posible nuevo monopolio o la solución más fácil para miles de potenciales clientes? El nuevo servicio de pagos por móvil entre particulares en tiempo real Bizum ya está disponible para los clientes de 16 bancos -otros ocho lo tendrán en octubre-, la mitad de la treintena de entidades financieras (representan el 95% del sector) que han cerrado filas para crear esta nueva plataforma tecnológica. El único requisito previo es darse de alta en alguna de sus aplicaciones electrónicas y acceder a internet.

Según explicó ayer el consejero delegado de Bizum, Ángel Nigorra, el servicio se caracteriza por la inmediatez y la universalidad, puesto que basta con vincular el número de cuenta del cliente con su número de móvil. De esta forma no tendrá que introducir sus datos en ninguna otra aplicación bancaria y estará respaldado por los sistemas de seguridad de su entidad.

Se trata de una solución de pagos «en tiempo real y de cuenta a cuenta» -destacó-, con la que «en menos de cinco segundos tenemos el dinero ingresado» y que «es válida sea cual sea nuestro banco». Tampoco necesita precarga de efectivo, como otras aplicaciones; «si llevas móvil llevas dinero», apuntó.

Preguntado por el precio de este servicio y por posibles topes para las transacciones, explicó que dependerá de cada entidad y de la relación que tenga con el cliente. En una primera fase, aún sin duración definida, las operaciones se podrán realizar para unos importes en principio de entre 50 céntimos y 500 euros y, además, no tendrían coste.

Los responsables de Bizum calculan que esta forma de pago que sustituye al efectivo podrá llegar a unos 10 millones de personas, que son los que usan una aplicación bancaria al menos una vez al mes.

Se espera así que en los próximos cinco años se realicen unos 1.000 millones de operaciones, con un importe de unos 30.000 millones de euros con la nueva plataforma. De momento, en los tres días que el servicio lleva operativo ya tenía más de 37.000 usuarios dados de alta, que habían hecho más de 7.500 transferencias en apenas dos horas.

«Es un comienzo espectacular y quiere decir que los usuarios lo han entendido y nos han respaldado», se felicitó Nigorra. En los próximos meses, añadió, se irán incorporando otras funcionalidades de pago en comercios electrónicos y físicos. Y respecto a si se ha invitado a este proyecto a ING, que tiene su propia aplicación, dijo que sí y que sería «positivo para sus clientes».