La Rioja

La AIReF ve ahora «probable» cumplir el déficit de 2016

  • Avala lograr el objetivo del 4,6% por el cambio en Sociedades para recaudar 8.000 millones y también el adelanto del cierre presupuestario

Madrid. Las últimas medidas adoptadas por el Gobierno para intentar reducir el déficit han convencido a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). El organismo fiscalizador considera ahora «probable» que España cumpla el objetivo del 4,6% fijado por Bruselas para 2016 debido a los cambios normativos en el Impuesto de Sociedades que permitirán aumentar la recaudación en 8.000 millones por el adelanto del pago fraccionado y a la contención del gasto por el adelanto del cierre contable del Presupuesto.

El informe publicado ayer es mucho más optimista que el anterior emitido en julio. El motivo es que en este tiempo la Comisión Europea ha flexibilizado el objetivo de déficit, que pasó de un 3,6% a un 4,6%. Este mayor margen unido a algunos cambios normativos del Gobierno es lo que el organismo presidido por José Luis Escrivá argumenta para justificar ese cambio de opinión.

En cualquier caso, la Autoridad Fiscal asegura que el déficit del Estado se situará en el 2,2% frente al objetivo actual del 1,8% (puede cambiar cuando el Gobierno reparta el mayor margen concedido por Bruselas). La causa de este incremento está en la evolución «menos favorable de lo esperado» de los ingresos tributarios. En concreto, el organismo señala «un mayor efecto negativo» en la recaudación de los impuestos de la renta por la reforma fiscal. El organismo prevé que las comunidades autónomas cierren con un desfase del 0,8%, lo que supone una décima más que el objetivo anunciado por el Ejecutivo.

Asimismo, estima que el déficit de la Seguridad Social alcance el 1,6% debido a que los recursos continúan reduciéndose como consecuencia de un crecimiento de las cotizaciones sociales por debajo del PIB y la minoración de los intereses del Fondo de Reserva. Por último, los ayuntamientos vuelven a dar la noticia positiva con un superávit del 0,4% que podría compensar otros desfases.