La Rioja

Los tribunales empiezan a igualar el despido de interinos y fijos

  • El órgano judicial superior de Madrid asume el fallo europeo que insta a pagar a una empleada pública sustituta un finiquito de 20 días por año trabajado

Madrid. El mercado laboral se enfrenta a uno de los cambios más relevantes de los últimos años si los jueces comienzan a aplicar el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en el que se asimilan las condiciones del despido de los interinos con los del resto de trabajadores. Este órgano jurídico ha hecho suyo el argumento del Tribunal de la Unión Europea dictado el pasado 14 de septiembre a favor de los empleados que realizan sustituciones en materia indemnización.

Esta interpretación se extenderá entre los tribunales madrileños, donde el TSJM tiene jurisdicción. Aunque los magistrados de otras comunidades autónomas pueden valerse del fallo, que podría llegar a generalizarse en la práctica por la acumulación de sentencias en este sentido; o porque algún caso llegue al Tribunal Supremo, desde donde se fijaría criterio para todo el país.

El Tribunal Superior de Madrid defiende el derecho de una antigua trabajadora interina del Ministerio de Defensa a percibir una indemnización calculada sobre la base de 20 días por año trabajado. Exactamente lo que le correspondería a un empleado indefinido despedido por causas objetivas, que son las que rigen en este caso. Así, el finiquito queda fijado en los 6.141 euros tras siete años concatenando contratos, frente a la negativa del Ministerio a abonar cantidad alguna cuando se liquidó la relación laboral, como ocurría entre los interinos.

Tras conocer el fallo, el Ministerio de Empleo reconoció ayer que va a estudiar la sentencia para lograr su «encaje» en el Estatuto de los Trabajadores, que data de 1980. Por su parte, UGT sostiene que este fallo «supone una enmienda a la reforma laboral». Además, la organización sindical exige al Ejecutivo que aumente las indemnizaciones de los trabajadores temporales para igualarlas con las de los indefinidos. Esto es, implantar los 33 días por año trabajado, que es como se remunera actualmente a los empleados en el caso de los despidos improcedentes.