La Rioja

La culpa, al muerto

Casi es una regla 'matemática', aunque no escrita. En todo proceso judicial donde haya un muerto al que poder echarle la culpa no faltara el acusado que opte por esa vía fácil. Ayer pasó así con varios exconsejeros de Caja Madrid, nombrados tanto a propuesta del PP como del PSOE, quienes coincidieron en apuntar al que fuera secretario general de Caja Madrid, Ángel Montero (fallecido en 2000), como la persona que les dio sus tarjetas de crédito y, a la vez, quien les dijo que eran «parte de su retribución» y no tenían que justificar gasto alguno, es decir, «nada de facturas».