La Rioja

Abengoa pierde 3.700 millones a la espera de su reestructuración

Abengoa ya había anticipado que éste no iba a ser «un año normal» para su cuenta de resultados. E incluso que 2017 resultaría también «complejo» y sólo a partir de 2018 o 2019 el grupo volvería a tomar «velocidad de crucero». Los pronósticos se han cumplido después de que la compañía haya reconocido unas pérdidas de 3.689 millones en el primer semestre.

La cifra no es comparable a los 72 millones que ganó en el mismo periodo del año pasado, porque en esta ocasión la multinacional ya se encuentra completamente afectada por el deterioro de activos y la ralentización del negocio como consecuencia del proceso de reestructuración en el que se encuentra inmersa. Después del preconcurso de acreedores presentado a finales de noviembre del año pasado, la compañía ha sufrido fuertes restricciones de liquidez, según informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).