La Rioja

Telefónica desiste de la OPV de Telxius por la baja demanda

madrid. Más vale una retirada a tiempo que una derrota. Es lo que han debido pensar los responsables de Telefónica al decidir ayer «desistir» del plan de sacar a Bolsa su filial de infraestructuras de telecomunicaciones, Telxius. El motivo principal ha sido que no han encontrado el nivel de demanda esperado, entre otras cosas porque creen que los inversores están poco «familiarizados» con uno de sus principales nichos de negocio: la gestión de un cable submarino de 65.000 kilómetros de extensión que unirá el sur de Europa con EE UU; entrará en uso en 2017 y permitirá aumentar el ancho de banda de las conexiones intercontinentales. Sus principales clientes serán Microsoft y Facebook. La mala situación de los mercados también ha pesado.