La Rioja

Amancio Ortega compra la Torre Cepsa por unos 490 millones

Vista de las cuatro torres del Norte de la Castellana. La Torre Cepsa, a la izquierda.
Vista de las cuatro torres del Norte de la Castellana. La Torre Cepsa, a la izquierda. / Archivo
  • El edificio cuenta con una superficie de más de 109.000 metros cuadrados de oficinas, incluyendo superficie bruta alquilable de 56.250 metros cuadrados y 37.500 metros cuadrados en sus cinco plantas de garaje

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha adquirido la Torre Cepsa, ubicada en Madrid, por un importe aproximado de 490 millones de euros, según han informado fuentes conocedoras de la operación. En concreto, el empresario gallego presentó su oferta, a través de la firma de inversión Pontegadea, a IPIC, el fondo estatal de Abu Dabi, dueño de la petrolera Cepsa, actual inquilina desde 2013 del edificio, a su vez propiedad de Bankia.

Según informa este viernes el diario 'Cinco Dias', la operación se ha realizado en dos fases. En la primera, Khadem Al Qubaisi, ex director general de IPIC, ha ejercido su opción de compra por valor de unos 400 millones de euros. Una vez que el emiratí se ha hecho con el edificio, lo ha vendido a Pontegadea por un importe aproximado a los 490 millones de euros.

En octubre de 2013, Bankia cerró el acuerdo para el alquiler de la torre diseñada por Norman Foster, donde se ubica la sede corporativa de Cepsa. El contrato de alquiler se estableció por un periodo de ocho años más otros siete años prorrogables ejercicio a ejercicio. El acuerdo incorporaba una opción de compra futura para su posible ejercicio por un precio que se determinaría en el momento de la transmisión de las acciones con arreglo a criterios objetivos ya convenidos.

El edificio, una de las cuatro torres del Norte de la Castellana, cuenta con una superficie de más de 109.000 metros cuadrados de oficinas, incluyendo superficie bruta alquilable de 56.250 metros cuadrados y 37.500 metros cuadrados en sus cinco plantas de garaje.

Una de las últimas adquisiciones de Amancio Ortega en España, donde es dueño de la Torre Picasso tras desembolsar en 2011 unos 400 millones de euros, ha sido el edificio de la Gran Vía número 32 de Madrid, lo que le convirtió en 'casero' de algunas de las principales marcas competidoras de Zara como Mango, H&M y Primark.

Ampliación de su imperio inmobiliario

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, refuerza con esta adquisición en Madrid su imperio inmobiliario y de edificios emblemáticos tras sus últimas compras en Estados Unidos y en Inglaterra. En concreto, la última adquisición fue un hotel de lujo en Nueva York, que está localizado en la prestigiosa zona de Park Avenue, por valor de 67,6 millones de dólares (alrededor de 61 millones de euros). El edificio Murray Hill, de estilo neoclásico y construido en 1928, está siendo gestionado en la actualidad por el grupo hotelero español Iberostar. Esta no es la primera inversión hotelera del fundador de Inditex en Estados Unidos, ya que en 2008 invirtió en Miami en un proyecto de lujo residencial.

El segundo hombre más rico, que invierte parte de los dividendos que recibe de Inditex en el sector inmobiliario, dio en febrero el salto al continente asiático con inversiones inmobiliarias tras adquirir un edificio en Seúl por un importe aproximado de 328 millones de euros.

Ortega cerró el pasado año con la adquisición del mítico edificio Haughwout en Nueva York, por un importe de 145 millones de dólares (133 millones de euros). Un inmueble, situado en el 490 de la calle Broadway, en el Soho neoyorkino, data del siglo XIX, cuenta con un total de cinco pisos y fue el primero en disponer de ascensor en Manhattan. Esta compra fue la última que realizó en 2015, tras adquirir en septiembre una manzana de locales comerciales en Miami Beach por un importe de 370 millones de dólares (341 millones de euros).

Fuera de Estados Unidos, el empresario gallego compró posteriormente un edificio en Londres, uno de las ciudades favoritas a la hora de invertir su patrimonio, teniendo en cuenta que en los últimos años ha destinado más de 1.500 millones de libras esterlinas (unos 2.150 millones de euros) a la compra de inmuebles, tanto espacios comerciales como oficinas, en la capital británica. En concreto, la última adquisición en la capital británica ha sido un edificio de oficinas en el barrio de St James, denominado Almack House, por un importe aproximado de 225 millones de libras (unos 320 millones de euros).