La Rioja

Ocho de cada 10 directivas afirman haber sufrido barreras en su carrera por ser mujer

En pleno siglo XXI es cuanto menos extraño que ocho de cada 10 ejecutivas de compañías que operan en España manifieste haber tenido alguna barrera a lo largo de su trayectoria profesional atribuible únicamente al hecho de ser mujer. Pero esa es precisamente la conclusión más llamativa que se extrae de un estudio realizado entre más de 150 directivas y presentado ayer por la escuela de negocios Esade.

La principal dificultad que ven todavía en el mercado laboral por razón del sexo es, para un 40% de las directivas, la desigualdad salarial, seguida de los problemas derivados para conciliar vida personal y profesional (24%). Solo un 20% de las cuestionadas ha tenido la suerte de no haberse encontrado ninguna barrera de género.

Si a esto se le añade que el 70% considera que las empresas dan un trato de favor a los hombres en el ascenso a puestos de responsabilidad, queda claro que la igualdad a día de hoy no es una realidad palpable en la sociedad española. De hecho, una de cada dos compañías todavía ve en la conciliación familiar un «problema» que tienen las mujeres.

Como solución, dos de cada tres ejecutivas abogan por la implantación de políticas internas de igualdad de género y el 34% cree que la clave está en que ellas mismas ganen decisión. Los sistemas de cuotas solo son eficaces para el 14%.