La Rioja

INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA. TENDENCIAS Y

OPORTUNIDADES

La llave del éxito en la innovación: detectar la demanda y crear la oferta

INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA. TENDENCIAS Y

OPORTUNIDADES
La llave del éxito en la innovación: detectar la demanda y crear la oferta
  • La I+D es sólo parte del proceso para crear nuevo valor y no es imprescindible, señalan los expertos

  • Ponentes de ambos lados del Atlántico intercambian experiencias en torno a las 'smart cities' y los ecosistemas innovadores

  • El bufete Gómez-Villares & Atencia presenta a Colombia como un país «amable» con la inversión extranjera

Latinoamérica y España pueden tener retos muy diferentes a nivel económico y social, pero desde luego comparten una necesidad: la de no perder el tren de la innovación, en el que Estados Unidos y Asia avanzan a toda velocidad con la amenaza de dejar en la cuneta a ambas regiones. Para el subcontinente americano, la tecnología representa una «palanca» de la que tirar para «empezar a crecer desde dentro y no depender tanto de los ciclos de las materias primas», advirtió Germán Ríos, director corporativo de Asuntos Estratégicos de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, que ejerció de moderador de la mesa redonda 'Innovación y tecnología. Tendencias y oportunidades en América Latina y España' en el foro Futuro en Español.

A analizar qué es la innovación y qué ingredientes requiere se dedicó Luigi Valdés, director de la Fundación para el Liderazgo e Innovación Estratégica, de México, y una de las autoridades más reconocidas de América Latina para estos temas. Valdés identificó la innovación con la «creación de valor» y señaló «tres jugadores necesarios»: «el científico loco, el empresario y el 'Steve Jobs' capaz de conectar oferta y demanda». El fundador de Apple, incidió, «no creó nunca nada: averiguó qué quería el mercado y buscó a quien lo hacía».

En este componente humano de la innovación incidió José Manuel Leceta, exdirector del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología, actualmente al frente del Insight Foresight Institute. «En Europa el problema es que apostamos por un modelo de innovación basado exclusivamente en la I+D. Y hay que poner el foco en el factor humano y social de la innovación», apuntó.

En un sentido similar se expresó también Álvaro Atilano, coordinador de la Iniciativa Regional de Patentes Tecnológicas para el Desarrollo, que es una iniciativa de CAF para acelerar el desarrollo de tecnologías patentables en Iberoamérica. «Lo que quisimos fue desacoplar ciencia de desarrollo tecnológico», apuntó. Su estrategia ha sido desarrollar un proyecto piloto en Panamá, de la mano de una de sus universidades, y según afirmó, el resultado después de un año y algo más de un millón de euros de inversión, es «espectacular»: el país ya es líder en Latinoamérica en solicitud de patentes tecnológicas. «Me ofrezco a hacer lo mismo para la Universidad de Málaga», ofreció.

Gabriel Hidalgo, que actúa como consultor en temas de emprendimiento e innovación en Costa Rica, Chile y Panamá, destacó las múltiples oportunidades de innovación disruptiva que se abren en la actualidad por los cambios sociales y tecnológicos, poniendo de ejemplo a los 'millennials': «La nueva generación no bebe vino ni café y ya hay empresas que están desarrollando productos a su medida, como una mezcla de vino y cerveza o una bebida hecha de granos verdes de café», apuntó.

«Una ciudad jamás se podrá llamar 'smart', es decir, inteligente, si no es inclusiva, por muchos sensores que ponga». De esta forma tan contundente introdujo Tomás Vera el debate sobre las ciudades como ecosistemas innovadores. Un diálogo en el que él mismo tiene mucho que decir como presidente de la Fundación Ciudad y director del Foro Iberoamericano de Ciudades.

Vera quiso centrarse en Latinoamérica, que calificó de «banco de pruebas» para el desarrollo urbano puesto que ya está «allá donde se dirige el mundo»: un 80% de su población vive en ciudades. El principal reto del subcontinente es la desigualdad y la exclusión social, y a su erradicación debe dirigirse el desarrollo tecnológico. «Hay entre un 30 y un 35% de la población de las ciudades de Latinoamérica sin acceso a servicios básicos como el agua, la electricidad o el transporte público», recordó. Para avanzar en este camino, en su opinión, hay que ir «a modelos de colaboración público-privada». Pero ¿cómo debe ser esa interacción entre el ámbito público y privado en lo concerniente al fomento de ecosistemas de innovación? El representante malagueño en la mesa de debate, Antonio Gómez-Guillamón -cofundador de Aertec y vicepresidente del Club Málaga-Valley- lo tiene claro: «Los organismos públicos deben crear ese caldo de cultivo para que las cosas ocurran. Crear las condiciones y dejar que las iniciativas surjan, pero sin dirigirlas: simplemente animándolas», advirtió.

En la misma línea se manifestó el abogado y asesor especialista en tecnologías de la Información, Juan Luis Núñez, que en 2001 Núñez lideró la Fundación País Digital, una iniciativa «muy innovadora» por su estrategia basada en articular puentes entre el sector público y el privado que tiene el objetivo de acelerar el desarrollo tecnológico de Chile. «Al principio nos centramos en despliegue de redes y ahora nos queda el segundo paso, el importante: cómo usamos la tecnología», afirmó. Con el propósito de investigar usos urbanos de la tecnología dicho organismo lanzó en 2012 un área de 'smart city', pero reconoció que les faltan «ejemplos concretos y reales». «Un reto ambicioso del que la ciudad de Málaga es un gran ejemplo por su labor en aspectos como el transporte público», afirmó.

Continuando con el caso de Málaga, Gómez-Guillamón narró la transformación vivida en la capital en los últimos 25 años. «De tener sólo una empresa tecnológica, Fujitsu, a contar con multinacionales de primer nivel y una efervescencia de 'startups' y emprendedores», afirmó. Un gran cambio que, según su opinión, se apoya en tres pilares. El primero, un plan estratégico claro y bien definido. Los activos de la ciudad son el segundo ingrediente: «Tenemos un gran aeropuerto internacional, una gran universidad con disciplinas que interesan al mundo de la tecnología, además de un parque tecnológico bien abonado. Y además Málaga es un sitio donde la gente quiere vivir», afirmó.

El foro Futuro en Español concluyó con una última mesa redonda que tuvo como finalidad mostrar al auditorio ejemplo de firmas andaluzas implantadas al otro lado del Atlántico. Con el título de 'Crecimiento, innovación y América Latina. Experiencias de éxito de empresas andaluzas', la mesa, en la que intervino como moderador el adjunto a la dirección de SUR, José Vicente Astorga, y como ponentes el director general de IDEA, Antonio González Marín; el abogado asociado de Gómez-Villares & Atencia Abogados, Rafael Enrique Mccausland, y la consejera delegada de Extenda, Vanessa Bernad, pudo de relieve las «enormes» posibilidades que Latinoamérica presenta para las empresas españolas.

Para el director general de IDEA, Antonio González, existen múltiples lazos comunes entre España con América Latina, gracias al idioma que «nos une». Sin embargo, reconoció que aún queda camino por recorrer.

Según explicó, IDEA centra su labor en la captación de inversiones para Andalucía. En caso de Latinoamérica, señaló que en 2014 desde la Agencia se gestionaron 13 proyectos de empresas interesadas en establecerse en la comunidad andaluza, de las que cuatro fraguaron y tres de ellas se han asentado en Málaga, «lo que pone en evidencia el tirón económico de la provincia dentro de la comunidad autónoma».

Por su parte, Vanessa Bernad señaló que las exportaciones andaluzas a Latinoamérica son pequeñas, al representar sólo el cinco por ciento de total. Según la consejera delegada de Extenda, Andalucía exportó en 2015 25.000 millones de euros, aunque sólo 1.140 millones tuvieron como destino los países de América Latina. Sin embargo, destacó que en los últimos 10 años las ventas en la zona se han incrementado un 60 por ciento. Los principales destinos son México, Brasil, República Dominicana, Argentina y Colombia. «Extenda centra su trabajo en la apertura de nuevos mercados y América Latina es un destino prioritario «, manifestó. Rafael Mccausland, de Gómez-Villares & Atencia Abogados, con al otro lado del charco, en las ciudades colombianas de Medellín y Bogotá, expuso que es importante buscar aliados de primer nivel , «trabajar con socios estratégicos locales con experiencia que conozcan el mercado y acompañen a cada paso a los emprendedores».

Mccausland destacó el buen momento que vive Colombia, «el principal país amigable con la inversión extranjera gracias a su gran avance en seguridad jurídica y política».