La Rioja

Dos clanes y una versión... por ahora

Los 65 exdirigentes de Caja Madrid y Bankia juzgados por las 'black' estarán juntos, pero no revueltos. Hasta ahora su versión ha sido la misma: sostener que la remuneración extra recibida con esas tarjetas era acorde a su «esfuerzo y dedicación». Pero conforme el juicio avance es probable que se pueda ver una clara diferencia de clanes, de un lado los ejecutivos y por otro los consejeros. Los primeros pretenden hacer ver que esos pagos eran una parte más de su sueldo, que dependían a su vez de su 'jefe' (Blesa) y que fueron refrendados por la comisión ejecutiva, pero la Audiencia Nacional los ha visto finalmente como sobresueldos en 'B'. Los segundos, cargos políticos en su mayoría y que autorefrendaron un sistema de pagos que les beneficiaba -aduciendo, eso sí, que no veían los temas «en detalle»-, tratan de agarrarse a que era una compensación por gastos profesionales aunque la realidad no lo avala.