La Rioja

La OCDE advierte a España sobre el desgobierno

  • Ve la incertidumbre política un «desafío» para el país y, a la vez, le cree «vulnerable» por los efectos del 'brexit' sobre el crecimiento de la UE

madrid. El club de las economías más poderosas del mundo lanzó ayer un claro aviso a navegantes sobre la incertidumbre política en España, que suma ya nueve meses sin nuevo Gobierno y es probable que llegue al año ante la amenaza creciente de unas terceras elecciones consecutivas. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se trata de todo un «desafío» del que no se sabe bien como saldrá parado el país.

De momento, no obstante, desde esta institución no aprecian que haya pasado ya una factura directa sobre el crecimiento económico, ni tampoco sobre la creación de empleo. Y ha sido, a su juicio, porque «las reformas aplicadas» en los últimos años todavía sostienen los niveles de ambos parámetros.

«España aún sigue por el buen camino», apuntó en rueda de prensa la economista jefe de la OCDE, Catherine Mann, quien en esta ocasión no entró a revisar las previsiones para España aunque sí las de sus socios. Y ahí la Eurozona volvió a salir algo malparada por el 'brexit', factor que explica que su estimación de crecimiento para el conjunto de los socios del euro (como promedio) haya bajado al 1,5% este año -una décima menos de lo que estimaba en junio- y al 1,4% el próximo -tres décimas menos en este caso-.

En el caso de Alemania, la locomotora europea, la OCDE estima ahora que su Producto Interior Bruto (PIB) aumentará un 1,8% en 2016 y un 1,5% en 2017, frente al 1,3% de Francia en ambos ejercicios y el 0,8% de Italia. Reino Unido llegará a crecer un 1% este año pero no pasará del 1% el próximo, cuando los expertos sitúan el mayor impacto económico de su salida fuera de la UE.

Para España el mayor problema, explicó Mann, es que su sector exportador depende en gran medida de las compras que le hacen sus socios de la UE. Por eso, apuntó, es «vulnerable a las revisiones a la baja en la zona euro y los menores niveles de inversión, consumo y comercio».