La Rioja

UNA OPCIÓN INMEJORABLE

Una adecuada financiación resulta esencial para asegurar el buen desarrollo de cualquier proyecto empresarial. Este concepto resulta especialmente relevante en un contexto en el que, pese a la existencia de liquidez en el sistema, el otorgamiento de crédito al sector empresarial se ha visto sustancialmente modificado en sus procedimientos con respecto al periodo precrisis.

En los últimos años, hemos asistido a un importante desendeudamiento, muchas veces forzado, del sector empresarial, y aunque en estos momentos los datos manejados apuntan a un repunte en los nuevos créditos y préstamos a las empresas con unas condiciones en cuanto a tipos en mínimos históricos, también observamos que las condiciones del acceso al crédito son muy diferentes para la mediana y gran empresa con respecto a las que se ofrecen a emprendedores, autónomos y micropymes, en lo constituye una auténtica «brecha en el acceso a la financiación».

Y resulta que es precisamente este grupo de autónomos, micropymes y emprendedores el que constituye el grueso de nuestro tejido empresarial en términos de número de empresas y con un desatacado peso en la generación de empleo. De ahí que suscite el interés de la acción de Gobierno de La Rioja en materia de promoción económica y que se plasmó en la disposición adicional de la Ley de presupuestos para el 2016 con la creación de un fondo para la promoción del fomento del trabajo autónomo, contemplando que estos créditos fueran gestionados por la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER).

Con tal referencia y con la percepción que nos da nuestra interrelación diaria con las empresas, constatando que en multitud de ocasiones la financiación es uno de los obstáculos más grandes que encuentran las empresas a la hora de plantearse nuevos proyectos, hemos lanzado una línea de préstamos por importe de 1,5 millones de euros destinada precisamente a emprendedores autónomos y micropymes.

Los préstamos otorgados con financiación propia de ADER deberán estar garantizados con un aval para lo que también ponemos a disposición el sistema de garantía recíproca en La Rioja, que impulsamos con nuestra presencia como socio protector en IBERAVAL.

El importe de cada préstamo estará entre los 15.000 y los 50.000 euros, con un tipo de interés variable aplicable de Euríbor a un año más 1,25 por ciento con plazos de devolución hasta en siete años, lo que consideramos constituye una opción inmejorable para el grupo de empresas al que va dirigido.

Los préstamos pueden destinarse a financiar inversiones en activos fijos materiales e inmateriales en un plazo de hasta siete años. Inversiones que, sin duda, incidirán positivamente en la creación de empleo, principal objetivo de la acción de promoción económica de ADER .

También pueden ir dirigidos a proporcionar una base de capital circulante estable que permita a estas empresas financiar las obligaciones derivadas de su ciclo comercial y que, en los plazos previstos (entre 24 y 60 meses), permiten evitar las tensiones de tesorería.

Queremos desde la ADER con este nuevo producto seguir favoreciendo las condiciones para un desarrollo del tejido empresarial de la Rioja, estimulando la generación de inversión, adecuadamente financiada, como antesala para creación de empleo.

(*) Gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja