La Rioja

La brecha entre la pensión y el sueldo se agranda cada vez más en España

  • La diferencia entre la prestación y el dinero para mantener el nivel de vida ha crecido un 12% desde el 2010, el doble que en la UE

madrid. La pensión de jubilación debería representar al menos el 70% del último salario para mantener el nivel de vida al que estaba acostumbrado el trabajador antes de retirarse, según la OCDE. En España, la tasa de sustitución roza el 74%, que es una de las más elevadas de los países occidentales. Sin embargo, hace años era significativamente superior y, lo más importante, va a seguir descendiendo en los próximos años a medida que se vayan aplicando las reformas de las pensiones aprobadas por el Parlamento en 2011 y 2013. De hecho, la Comisión Europea ha señalado que la tasa de reemplazo de las pensiones sobre el último salario en España puede perder cerca de 30 puntos porcentuales entre 2013 y 2060 -pasaría del 79% que había en 2013 al 48,6%- por el efecto del factor de sostenibilidad (que reducirá la cuantía inicial de la pensión en función del aumento de la esperanza de vida) y por la nueva fórmula de revalorización de las pensiones en la medida en que no mantenga el nivel adquisitivo de las prestaciones (mientras el sistema de la Seguridad Social esté en déficit la subida de las pensiones se limitará al mínimo del 0,25% fijado por la ley).

Un estudio elaborado por la aseguradora Aviva y la consultora Deloitte cuantifica en 191.500 millones de euros lo que tendrían que ahorrar cada año los 25 millones de españoles que se jubilarán entre 2017 y 2057 para poder asegurar un nivel de vida similar al que tenían cuando trabajaban. Esta cifra ha crecido un 12% en los últimos seis años, el doble que la media de la Unión Europea, que se sitúa en el 6%. Esto «convierte a España en uno de los países europeos donde más ha crecido el desajuste en pensiones», señala el estudio.

Por lo tanto, cada español, de media, tendría que ahorrar en promedio 7.700 euros anuales, según las cifras del informe. Claro que los jóvenes necesitarían realizar un menor esfuerzo ahorrador puesto que disponen de más tiempo. Aviva cuantifica este esfuerzo en 2.700 euros anuales para quienes ahora tienen 20 años, en 6.500 euros para quienes tienen 50 años y en 31.200 euros anuales para los mayores de 60 años. También hay que tener en cuenta que quienes de verdad van a notar una gran diferencia de rentas cuando se jubilen son los que tienen elevados ingresos, puesto que los trabajadores con sueldos medios no lo notarán tanto. En la actualidad, la pensión máxima de jubilación es de 2.567 euros al mes y la mínima se sitúa en 636 euros.