La Rioja

El 60% de los desahucios se aplican a los créditos de los años del 'boom' inmobiliario

Madrid. El 59,4% de las ejecuciones hipotecarias que se realizan en España corresponden a préstamos que se formalizaron en el momento álgido del mercado inmobiliario. Esto es, entre 2005 y 2008, en plena fiebre crediticia y del ladrillo, según los datos del INE.

La dificultad a la hora de asumir el pago de estos préstamos, constituidos con los precios de los inmuebles en máximos históricos, es la razón por la que un 20% de esos desahucios se apliquen sobre créditos del año 2007; casi un 16% del total, sobre los de 2006; un 13,6% en los de 2008; y un 10% a los de 2005.

Durante el segundo trimestre de este año, se han contabilizado 20.927 actuaciones de liquidación de los bienes inmuebles embargados por impago, lo que supone un retroceso del 27,7% con respecto al mismo periodo de 2015. Entre enero y marzo, los desahucios también cayeron a un ritmo superior al 37%.

En el caso de las viviendas ejecutadas, el 86,4% corresponde a inmuebles usados, mientras que un 13,6% corresponde a propiedades inmobiliarias de nueva construcción. De todas las actuaciones registradas entre los meses de abril y junio, un 30% están vinculadas a viviendas habituales, hasta alcanzar los 6.398 casos. Las actuaciones sobre este segmento de hipotecas también han caído a un ritmo del 26,2% interanual. Aunque si se comparan los datos con los del primer trimestre, han aumentado un 4,6%. La mayor caída de ejecuciones crediticias se ha cuantificado en torno a viviendas que no constituyen la residencia habitual de sus titulares, como casas con carácter vacacional, donde se han formalizado un 32,5% menos de embargos.

Las comunidades autónomas con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias han sido las de Andalucía (6.478), Comunidad Valenciana (3.398) y Cataluña(3.402). Por su parte, La Rioja (con 85 casos), Navarra (107) y País Vasco (129) registran el menor número de desahucios hipotecarios hasta mediados de año.