La Rioja
Marine Le Pen.
Marine Le Pen. / Gaizka Iroz (Afp)

Los 'papeles de Panamá' apuntan al círculo de Marine Le Pen

  • Personas cercanas a la líder del Frente Nacional habrían sacado dinero a través de empresas pantalla para sortear a los servicios galos que luchan contra el blanqueo de capitales

Personas cercanas a Marine Le Pen, la presidenta del partido francés de extrema derecha Frente Nacional (FN), crearon un complejo entramado de empresas en paraísos fiscales, señala este martes el periódico 'Le Monde' apoyándose en la información de los 'papeles de Panamá'.

Según el periódico, el sistema funcionaba con empresas en Hong Kong, Singapur, las islas Vírgenes británicas y Panamá y sirvió para "sacar dinero de Francia a través de empresas pantalla con la voluntad de escapar a los servicios antiblanqueo franceses".

Basándose en documentos procedentes del gabinete de abogados panameño Mossack Fonseca, 'Le Monde' recalca el papel del experto contable Nicolas Crochet y del empresario Frédéric Chatillon, directivo de la firma Riwal, prestataria de servicios de comunicación para candidatos del FN.

Adelantándose a eventuales revelaciones de los 'papeles de Panamá', Chatillon indicó el lunes por la noche que puso "a disposición de los (...) periodistas los documentos que prueban la perfecta legalidad de esas operaciones". El FN ha asegurado en un comunicado que "no está implicado en el caso.

Complejo dispositivo

Según 'Le Monde', "en 2012, inmediatamente después de la elección presidencial, Frédéric Chatillon se organiza, con el apoyo de Nicolas Crochet, para hacer salir 316.000 euros de Riwal y del territorio francés".

Se organiza entonces un complejo dispositivo, que pasa en particular por la adquisición de una sociedad pantalla denominada Time Dragon y con sede en Hong Kong, cuya casa matriz está domiciliada en las islas Vírgenes británicas a través de la firma panameña Mossack Fonseca. El sistema incluye asimismo una sociedad hongkonesa perteneciente al hermano de Nicolas Crochet, Ever Harvest Garments.

Las revelaciones de los 11,5 millones de documentos del gabinete Mossack Fonseca han destapado un enorme escándalo de evasión fiscal en el que están implicados políticos, empresarios y deportistas.