VOLEIBOL

Segunda victoria, rumbo a la final

Edelam (5) celebra un tanto con su compañera Rangel. :: DÍAZ URIEL/
Edelam (5) celebra un tanto con su compañera Rangel. :: DÍAZ URIEL

El Minis de Arluy Logroño doblega de nuevo al 7 Palmas Gran Canaria en la semifinal de la Liga

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

El Minis de Arluy Logroño venció el segundo partido y sale del primer fin de semana del 'play off' por el título de la Liga Iberdrola con una ventaja de 2-0 en la serie semifinal que le enfrenta al 7 Palmas Gran Canaria. Para conseguir la tercera y definitiva victoria que le conceda el pase a la final, la que sería la sexta consecutiva del club, cuenta ahora con tres oportunidades, tantas como partidos, el primero el próximo viernes en Las Palmas de Gran Canaria.

3 MINIS DE ARLUY LOGROÑO

1 7 PALMAS GRAN CANARIA

Minis de Arluy Logroño
Gritzbach, Rangel, Edelman, Portero, Helia, Dani y Rodríguez (líbero). También jugaron Martins y Pejkovic.
7 Palmas Gran Canaria
Alonso, Handson, Jaqueline, Santos, Manzano, Folgueira y Abreu (líbero). También jugaron Cannady y Javiera.
Árbitros
Carlos Alberto Robles y Rafael González, con Rafael Agustí como anotador y Mario Rueda, Vanesa Jiménez, Daniel Rueda y Begoña Jiménez como jueces de línea.
Parciales
25-23 (25 m.), 25-18 (22 m.), 23-25 (27 m.) y 25-20 (25 m.).
Anotadoras
20: Rangel; 19: Santos.

El encuentro disputado ayer no fue tan cómodo como el primero jugado el sábado. El Gran Canaria demostró desde el inicio, plantándose con un 2-4 en el arranque del primer set, como un equipo más incómodo de jugar y más motivado. El saque de Dani propició pronto el vuelco en el marcador para llegar al tiempo técnico (12-9) con una ligera ventaja. Después, las decisivas acciones de Rangel, protagonista ayer en el bloqueo y al contraataque (incluso llegando a ser la máxima anotadora del partido), mantuvieron la ventaja (17-14), pero las canarias no se dieron por vencidas. Las visitantes empataron a 17, incluso se adelantaron con un 19-21 con la anotación de Santos, pero el Minis de Arluy logró salvar el parcial y adjudicarse el primer set con un bloqueo final de Rangel que sumó el 25-23.

El Gran Canaria se apagó en el segundo set y, a pesar de que su entrenador intentó frenar a las logroñesas con tiempos muertos en el 9-3 y el 12-5, los errores no forzados de las isleñas y el acierto de las peninsulares favorecieron un claro 17-9. En general, el juego de este parcial fue horroroso, sobre todo al final, con dobles, fallos de saque, errores de rotación... lo mejor fue llegar rápidamente a un 25-18, con el marcador maquillado para las canarias.

De nuevo comenzaron dominando las isleñas en el tercer set y con un 1-5 fue el técnico local quien frenó la progresión con un tiempo muerto. Reaccionaron las logroñesas y con Gritzbach al saque lograron el mayor parcial del partido, un 7-0 que derivó en el 10-7. El Minis de Arluy encarriló el partido con un 17-12, pero el Gran Canaria resucitó de la nada, empató a 21 y se llevó merecidamente el parcial con un apretado 23-25, sobre todo gracias al daño realizado en la recepción local con el saque de Alonso.

El quinto set también fue igualado y emocionante. Hubo empate hasta el 6-6. Después, las acciones de Edelman otorgaron la primera ventaja a las locales (14-7) pero las canarias llegaron a acercarse peligrosamente en el marcador hasta el 21-19. Fueron momentos cruciales, para saber mantener la cabeza fría. A veces gana no el que más acierta sino el que menos falla. Así, Manzano se dispuso a sacar, pisó la línea, cometió el error y cedió el 25-20 final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos