Primer asalto para el Minis de Arluy

Las jugadores del Arluy celebran uno de sus puntos ante el 7 Palmas. :: díaz uriel/
Las jugadores del Arluy celebran uno de sus puntos ante el 7 Palmas. :: díaz uriel

El equipo logroñés se adelanta en la serie y hoy disputa el segundo partido ante el Gran Canaria

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

El Minis de Arluy Logroño se deshizo ayer sin demasiados problemas al 7 Palmas Gran Canaria en el primer partido de la serie de semifinal de 'play off' por el título de Superliga. El león parecía más fiero de lo que fue, puesto que el rival de ayer había vencido en las últimas jornadas a los dos únicos equipos que esta temporada han ganado a las riojanas y, sin embargo, apenas plantó cara en dos momentos puntuales del partido. Hoy, a partir de las 12.00 horas en Lobete, se disputa el segundo partido de la serie.

3 MINIS DE ARLUY

0 7 PALMAS

Minis de Arluy Logroño
Gritzbach, Rangel, Edelman, Portero, Helia, Dani y Rodríguez (líbero). También jugaron Martins y Figueroa.
7 Palmas Gran Canaria
Alonso, Handson, Jaqueline, Santos, Manzano, Folgueira y Abreu (líbero). También jugaron Claudia y Cannady.
Árbitros
Carlos Alberto Robles y José M.ª Padrón, con Noelia Yepes como anotadora y Rafa Hernández, Vanesa Arriba, Diego Correa y Geuván Barbosa como jueces de línea.
Parciales
25-12 (19 m.), 25-17 (21 m.) y 25-19 (23 m.).
Anotadoras
16: Helia; y 9: Alonso.
Incidencias
250 espectadores en Lobete.

Un hecho objetivo es que las estrategias fueron similares en los dos lados de la cancha, los entrenadores ordenaron a sus jugadoras cargar la recepción del rival sobre jugadoras clave para intentar inhabilitarlas en ataque. Pero, mientras Helia aprobó el examen con nota (fue la máxima anotadora del encuentro pese al trabajo de recepción), Manzano sólo pudo sumar 6 tantos, la tercera jugadora con más puntos del Gran Canaria. Y eso revela mucho.

El primer set fue de dominio claro del Minis de Arluy. El entrenador del Gran Canaria, Sergio Camarero, gastó sus dos primeros tiempos muertos con el 5-1 y el 9-3, sin lograr hacer reaccionar a sus jugadoras o descentrar a las locales. Es más, en ningún momento las canarias estuvieron acertadas con el saque y llegaron a sumar diez errores.

Las combinaciones de la colocadora Edelman hacia todas sus compañeras provocaron que el Gran Canaria no pudiera armar una estrategia clara de defensa y acabó sucumbiendo por un claro 25-12, con un parcial máximo de 5-0 a favor de las locales propiciado por el servicio de Gritzbach y que condujo de forma sustancial del 9-5 al 14-5.

El segundo set fue igualado en los primeros compases, hasta el empate a 8, y las canarias llegaron a adelantarse con apenas un punto de ventaja sobre todo gracias a las acciones ofensivas de Folgueira. Un nuevo parcial de 5-0 a favor de las logroñesas, esta vez gracias al saque de Edelman, condujo al 13-8, ventaja que ya no pudieron remontar las visitantes. El técnico canario cambió entonces a Handson por Cannady, y después, con el 19-14, a Santos por Claudia, pero la situación no mejoró para su equipo, que acabó sucumbiendo por un 25-17.

El tercer set pudo haber supuesto un cambio de sino tras el punto de inflexión que supuso el empate a 14. El Minis de Arluy llegó a contar con una ventaja de 6 puntos (14-8) que el Gran Canaria disolvió, pero las riojanas se mantuvieron serenas y consiguieron frenar la reacción del rival con un juego sustentado en la calma, la defensa y el bloqueo. Esto obligó a las isleñas a arriesgar con el remate, lo que propició sus errores, y así se llegó al definitivo 25-19, obra de Gritzbach.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos