VOLEIBOL

El Minis de Arluy vence con alegría

Edelman, Dani y Gritzbach celebran un tanto. :: SONIA TERCERO
/
Edelman, Dani y Gritzbach celebran un tanto. :: SONIA TERCERO

A pesar de la sorpresa inicial del Barça, el equipo logroñés se impuso con claridad gracias a un juego más ambicioso

DIEGO MARÍN A.

Logroño. Algo parece haber cambiado en el Minis de Arluy, más allá del cambio de entrenador. Hay más alegría en el juego que muestra el equipo, más intensidad, más ambición. Ayer, en Lobete, ante un aparentemente débil Barça, el equipo logroñés tuvo que aplicarse, primero, para contrarrestar el buen saque y, después, para batir a la intensa defensa rival. Y es que el partido no estuvo exento de cierta dificultad.

El Barça se adelantó con un 0-3 y sorprendió cobrando una ventaja de hasta 3-8 con el saque de Orozco, que creó graves problemas en la recepción local. Pero fue adquirir el servicio Gritzbach y reaccionar las logroñesas tras el tiempo muerto solicitado por Carlos Arratia en el 2-6. Un remate de Martins y un tanto directo de saque de la receptora brasileña dieron la vuelta al marcador y otorgaron la primera ventaja del partido al Minis de Arluy: 12-11.

Minis de Arluy Logroño
Gritzbach, Edelman, Pejkovic, Martins, Helia, Dani y Llabrés (líbero). También jugaron Portero, Rangel, Figueroa, Escamilla y Rodríguez (líbero).
CVB Barça
Maldonado, Van Deursen, Grima, Brun, Kliokmanaite, Orozco y Aitana (líbero). También jugaron Sanchís, Laura, Guzzi y Soares.
Árbritros
Diego Rodríguez del Pozo y Rubén Sánchez, con Rafael Agustí como anotador y Daniel Rueda y Geuván Barbosa como jueces de línea.
Parciales
25-20 (25 m.), 25-16 (21 m.) y 25-12 (21 m.).
Anotadoras
15: Helia; y 8: Orozco.
Incidencias
Alrededor de un centenar de espectadores en Lobete (Logroño).

No pudo cobrar una ventaja mayor de tres puntos el equipo riojano hasta la recta final del set, sumando un parcial de 6-1 para cerrar el juego en 25-20, quizá a modo de reacción ante la lesión de Martins, que tan bien estaba jugando pero que se dañó un codo en una caída y tuvo que ser sustituida por Portero.

El resto del encuentro fue más cómodo para las locales. Con el 10-5 en el segundo set el entrenador visitante, Adrián Fiorenza, pidió tiempo muerto, pero el Barça ya no pudo reaccionar. A pesar de las acciones de Orozco, la entrada en juego de Dani y Helia desequilibró la balanza para que el Minis de Arluy se impusiera con claridad desde el 18-10 hasta el 25-16 final.

Ya en el tercer set, con el encuentro decidido en un nuevo 18-10, se sucedieron los cambios, por lo que el juego no adquirió ritmo y se cometieron muchos errores. Todas las jugadoras de los dos equipos tuvieron su oportunidad. También hubo buenos tanteos, con protagonismo de Portero, Escamilla, Dani y Helia, que cerró el partido en 25-12.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos