El Minis de Arluy jugará su sexta final consecutiva

El Minis de Arluy jugará su sexta final consecutiva

El equipo riojano vence al 7 Palmas Gran Canaria en el cuarto partido de la semifinal del 'play off' por el título de la Liga Iberdrola

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El Minis de Arluy Logroño se ha clasificado para su sexta final consecutiva de la Superliga y disputará el título de Liga Iberdrola ante el Fachadas Dimurol Libby's de Tenerife, que ha ganado en la otra semifinal por 1-3 al Arona Tenerife Sur.

Las logroñesas han mantenido hoy la entereza, serenidad y frialdad suficiente para doblegar al 7 Palmas Gran Canaria en el cuarto encuentro del 'play off', después de que las isleñas apretaran la serie con la victoria en el tercer partido. El equipo riojano ha empezado perdiendo el primer set por 25-21, de nuevo, sufriendo la gran actuación de la jugadora canaria Saray Manzano, protagonista del partido anterior, en el que llegó a anotar 23 puntos. Pero lo que parecía presión y nervios para el Minis de Arluy se convirtió en confianza e ilusión a partir del segundo set, en el que Manzano empezó a no ser tan decisiva, las canarias cometieron muchos errores y las riojanas mantuvieron una regularidad que les llevó a ganar por un claro 1-3 y meterse una vez más en la final.

Tras un primer juego en el que el 7 Palmas Gran Canaria siempre estuvo por delante en el marcador (8-5, 16-12, 21-16), sin que las logroñesas pudieran acercarse demasiado, el segundo set fue más igualado. Primero se adelantaron las riojanas con un 7-9, pero las canarias lograron empatar a 10. La recepción del Minis de Arluy mejoró y el saque de Edelman, con un parcial de 0-6, abrió una ventaja ya insalvable para el 7 Palmas Gran Canaria: 10-16. Hubo reacción local, de nuevo con Manzano liderando a las canarias y acercándolas hasta el 19-21, pero entonces apareció el bloqueo riojano y primero Helia y después Gritzbach sumaron los dos últimos tantos: 20-25. Con la presión ya sobre las locales, el Minis de Arluy jugó más cómodo, siempre estuvo por delante en el tercer set (7-12, 16-19, 18-23) y sólo tuvo que presionar al rival para forzar su riesgo en el juego. Así, una 'pipe' de Manzano que se marchó fuera supuso el 19-25.

Ya con el 1-2 en el marcador, el Gran Canaria se vio obligado, aún más, a arriesgar, y entonces la suerte no le acompañó. Las canarias cometieron muchos errores, dejaron entrever sus nervios y siempre estuvieron por debajo en el marcador (5-8, 8-13, 11-17, 17-24). El caprichoso destino quiso que un saque fallado por la jugadora más determinante de la serie, Manzano, sumara el 18-25 del 1-3 final y diera la clasificación al Minis de Arluy Logroño, que ya opta a su cuarto triplete y a su quinto título de Superliga consecutivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos