Manzano doblega al Minis de Arluy

Imagen del encuentro disputado anoche en Gran Canaria. :: rfevb/
Imagen del encuentro disputado anoche en Gran Canaria. :: rfevb

El equipo logroñés pierdesu primer partido de 'play off' en cinco años y el Gran Canaria fuerza el cuarto encuentro

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

Después de cuatro años sin perder un solo partido en el 'play off', ayer el Minis de Arluy Logroño sucumbió ante el 7 Palmas Gran Canaria. No es una gran pérdida, la renta lograda el fin de semana pasado con dos victorias otorga todavía ventaja al equipo riojano en la serie: 2-1. El próximo domingo, de nuevo a las 19 horas, se disputará el cuarto partido. Para que este encuentro se celebre el Minis de Arluy sufrió ayer el estado de gracia de Saray Manzano, jugadora excepcional que, además de sumar 23 puntos, también aportó, y mucho, en bloqueo y, sobre todo, en recepción.

3 7 PALMAS GRAN CANARIA

1 MINIS DE ARLUY LOGROÑO

7 Palmas Gran Canaria
Alonso, Cannady, Jacqueline, Santos, Manzano, Folgueira y Abreu (líbero). También jugaron Javiera y Claudia (líbero).
Minis de Arluy Logroño
Gritzbach, Rangel, Edelman, Helia, Portero, Dani y Rodríguez (líbero). También jugaron Pejkovic, Figueroa, Escamilla, Martins y Llabrés (líbero).
Árbitros
Padrón y De las Olas Rodríguez.
Parciales
25-19, 17-25, 25-22 y 25-19.
Anotadoras
23: Manzano; y 17: Dani.
Incidencias
Alrededor de 200 espectadores en el Centro Insular de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria.

El primer set lo dominó de principio a fin el Gran Canaria (3-0, 15-13, 21-17), primero con el saque de Alonso y, después, con la tónica predominante durante todo el juego, la eficacia de Manzano, que ayer fue una auténtica pesadilla para las riojanas. Dos tantos directos de saque de Alonso condujeron al insalvable 22-17. Una 'pipe' de Manzano puso la guinda al parcial: 25-19.

En cambio, el segundo set fue claramente para el Minis de Arluy, que se adelantó pronto con un 5-11 sumado gracias a un tanto directo de Dani con el saque. Después, un parcial de 0-4 con el servicio de Pejkovic abrió la ventaja hasta el 9-16. Ya con el marcador controlado, el equipo riojano pudo vivir de los errores rivales, y así alcanzó cómodamente el 17-25. Pero había algo distinto en el Gran Canaria, un espíritu de riesgo frente a la comodidad del Minis de Arluy. Las canarias debían jugar a eso, no tenían otra opción porque una derrota, para ellas, significaba acabar la temporada. Arriesgaron con el saque, lograron hacer daño a la recepción riojana y le dieron todos los balones de ataque a Manzano, inspirada y colosal, imparable.

El tercer set fue igualado, el empate llegó al 20-20. Entonces fallaron las logroñesas y acertaron Jacqueline en el bloqueo y Manzano en el remate: 25-22. En el cuarto comenzó mandando el Minis de Arluy con un 0-3 pero, tras el empate a 7, las logroñesas se deshicieron. Carlos Arratia movió todo el banquillo pero no pudo detener la sangría de puntos (20-11). No hubo acierto ni ideas y la derrota, con el 25-19, fue justa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos