VOLEIBOL

Lucha por el liderato en Lobete

Daniella remata ante una jugadora del Familacao. :: /Antonio Díaz Uriel
Daniella remata ante una jugadora del Familacao. :: / Antonio Díaz Uriel

El Minis de Arluy Logroño recibe en casa a las 18.00 horas al Palmas Gran Canaria y el Haro juega contra el Alcobendas Arluy y Palmas no sólo se disputan la primera plaza, sino también ser cabeza de serie en la Copa de la Reina

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Duelo clave hoy en Lobete. El Minis de Arluy recibe en casa al Palmas Gran Canaria a partir de las 18.00 horas en un partido en el que se pone en juego no sólo el liderato de la Liga Iberdrola, sino también ser el cabeza de serie de cara a la Copa de la Reina.

A falta de tres jornadas para que finalice la primera vuelta de la liga regular, no están definidos los puestos para entrar en la Copa. Si el Minis de Arluy vence al Gran Canaria, si situaría al menos con 3 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, que podría ser el Fachadas Dimurol Libby's si gana al Madrid. Por otra parte, el Haro, que juega a partir de las 19.30 horas en Madrid frente al Alcobendas, está obligado a vencer si desea seguir teniendo opciones de entrar el Copa. Una derrota ante el Alcobendas supondría su descarte definitivo para la competición.

El partido del Minis de Arluy supone todo un aliciente, no sólo por la lucha por el liderato, sino también porque las logroñesas se enfrentarán a otro de los equipos españoles que disputan la Challenge Cup. El Palmas ha eliminado en la primera ronda al equipo belga Amigos-Van Pelt Zoerse. De cara la segunda eliminatoria europea del equipo riojano, que le enfrentará al Olympiacos, un juego de alto nivel como el que promete el encuentro de hoy resulta idóneo, aunque suponga acumular cuatro partidos en once días.

El equipo canario no cuenta con grandes nombres pero sí con algunas de las jugadoras españolas más destacadas, como Folgueira y Manzano. «Se ha reforzado mucho», valora el entrenador del Minis de Arluy, Daniel Gallardo, quien entiende que el encuentro «va a ser complicado porque otra vez tenemos que cambiar de balón, de competición... pero esperemos que nos salga un buen partido». Con la vista puesta también en la siguiente ronda europea, «nos obliga a mantener la atención en cada partido porque el Gran Canaria es un rival duro que nos sirve de piedra de toque para lo que viene, un gran equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos