VOLEIBOL EL ARLUY CELEBRA SU TÍTULO LIGUERO

«Cada año es más difícil ganar, la presión es grande»

Las jugadoras brasileñas del Minis de Arluy Logroño Glaucielle Martins, Daniella da Silva y Fernanda Gritzbach posan con el título. :: C.V.L.
/
Las jugadoras brasileñas del Minis de Arluy Logroño Glaucielle Martins, Daniella da Silva y Fernanda Gritzbach posan con el título. :: C.V.L.

Fernanda Gritzbach obtiene su segundo MVP de la temporada en la final de la Liga La central brasileña del Minis de Arluy Logroño acumula ya tres títulos individuales y trece colectivos con el club riojano en cinco años

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

El Minis de Arluy Logroño vive un fin de semana vacacional en Tenerife. Después de haber ganado su quinta Superliga el pasado viernes frente al Fachadas Dimurol Libby's, el día de ayer lo vivieron con libertad, aprovechando la estancia obligada por si se debía disputar un cuarto partido que finalmente no fue necesario. El equipo logroñés emprenderá hoy el viaje de vuelta, aunque no llegará hasta la noche a Logroño, volando desde Islas Canarias hasta Bilbao.

Una jugadora que celebra el título con dos trofeos es Fernanda Gritzbach, central brasileña que fue designada como MVP de la final de la Liga Iberdrola. Ahora cuenta 34 años, pero llegó con 28 al entonces Murillo y le dio suerte. Desde ese momento ha vivido con el equipo riojano sus trece títulos de máxima categoría, sus cinco Superligas consecutivas, sus cuatro Copas de la Reina y sus cuatro Supercopas, obteniendo, además, tres trofeos de MVP, dos esta misma temporada, incluido el de la final de la Liga Iberdrola.

Gritzbach sumó 9 puntos y realizó 23 saques, con su servicio se logró un parcial de 0-10 que decantó el partido hacia su equipo en el momento clave. Pero, por encima de los números, en la central brasileña destaca la seguridad en la red, su férreo bloqueo, su rapidez en el ataque, la intensidad de juego y, en resumen, su alta competitividad.

«Para que una central como yo haga un buen partido el equipo tiene que estar perfecto»

«Cuando llegué a Murillo, el equipo había perdido su primera final de Superliga. No imaginaba seguir tantos años, pero Carlos Arratia confió mucho en mí, en mejorar mi juego. Todo ha pasado muy deprisa y en el equipo hemos conseguido formar un grupo muy bueno que ha ayudado a ganar los títulos, aunque lo que menos imaginaba era obtener tres MVPs», reconoce Fernanda.

Este último trofeo tiene un sabor especial, primero, por lo extraña que ha sido la temporada. «Cada año es más difícil ganar, la presión es grande y los otros equipos se preparan mejor», señala Fernanda.

Además, parece que su MVP recompensa, más que un partido, toda la serie del 'play off'. «Para que una central como yo haga un buen partido el equipo tiene que estar perfecto, desde la defensa. En el tercer encuentro creo que Helia lo hizo muy bien y tuvo buenos números, pero sí, quizá hayan valorado los tres partidos de la final», reconoce Fernanda. Ella, siempre humilde, advierte: «Yo sólo intenté aportar lo que pude al equipo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos