Voleibol

Cambio de colocadoras

Nicole Edelman./L.R.
Nicole Edelman. / L.R.

El Arluy Logroño contrata a la colocadora estadounidense Nicole Edelman

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.LOGROÑO

El Arluy Logroño ha confirmado su primer fichaje internacional de cara a la próxima temporada: Nicole Edelman. La colocadora estadounidense, aunque cuenta con doble nacionalidad argentina, procede del Hôtel Cristal VFM, que ha sido el tercer clasificado de la última liga de Suiza. Nacida en Georgia (EEUU) hace 23 años, Nicole Edelman se formó en la Universidad de Colorado, donde fue elegida dos años MVP de la liga universitaria, además de ser capitana de la selección júnior estadounidense.

Nicole es hija de Néstor Edelman, ex jugador argentino de voleibol que jugó en España en los años 80. Con este fichaje el Arluy Logroño renueva por completo el puesto de colocadora, habiendo prescindido de las tres jugadoras de la temporada pasada en ese puesto (Amanda Sá, Yoraxi Meleán y Vesea Boncheva) y contratando a dos nuevas mujeres: María Figueroa y Nicole Edelman; con quienes la media de edad bajará considerablemente. No obstante, la nueva Nicole Edelman es una jugadora que, en algunos aspectos, se asemeja a Boncheva porque también es alta (1,85 centímetros), por lo que podrá aportar en ataque y bloqueo, y zurda, lo que hará su trabajo más complicado para las rivales.

«Nicole es una jugadora alta y zurda, lo que le posibilita una gran diversidad de acciones en la red (fintas, ataques a segundo toque, etc) y su alcance en bloqueo le permite cerrar los ataques del equipo rival por zona 4 con muchísima solvencia», explica Carlos Arratia, presidente del Voleibol Logroño, quien añade: «Tiene un pase potente, tenso y preciso a zona 4, es imaginativa en las combinaciones por el centro y posee un pase atrás con gran variedad de fuerza y alturas, pero siempre con precisión y escondiéndolo hasta el último momento de la ejecución. Esta versatilidad es, sin duda, una de sus mayores virtudes».

La confección de la nueva plantilla del Arluy está enfocada a establecer un equipo duradero, a largo plazo, que mantenga su base para los años venideros, de ahí la juventud por la que apuesta, pero también con una calidad contrastada que le permita rendir en Europa, puesto que la Challenge Cup volverá a ser su principal reto este año. «Además, pese a su juventud, Edelman tiene una gran personalidad en la cancha, liderando siempre a sus equipos en busca de la victoria», advierte Arratia. Otra de las jugadoras que están en la órbita del Arluy Logroño es Ana Escamilla, receptora nacional cuyo fichaje no se ha confirmado, quizá, por su convocatoria con la selección española, que se ha clasificado para la Final Four de la Liga Europea. También quedaría por confirmar al menos otra receptora internacional y una tercera central.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos