VOLEIBOL / CHALLENGE CUP

El Arluy no puede frenar al Olympiacos

María Figueroa y Fernanda Gritzbach intentan bloquear un remate de la jugadora griega Hippe, máxima anotadora del encuentro. :: OLYMPIACOS/
María Figueroa y Fernanda Gritzbach intentan bloquear un remate de la jugadora griega Hippe, máxima anotadora del encuentro. :: OLYMPIACOS

Las logroñesas caen ante las griegas y su poderoso e infernal bloqueo

DIEGO MARÍN A.LOGROÑO.

El Minis de Arluy Logroño tiene un sueño: llegar lejos en una competición europea. El año pasado estuvo cerca, cayó eliminado en cuartos de final ante el a la postre campeón de la Challenge Cup, el Bursa BBSK. Este año ha tenido mala suerte, el sorteo de emparejamientos le deparó como rival en la segunda eliminatoria el subcampeón de la Challenge, el Olympiacos SFP Piraeus. Y aunque lo cierto es que en la ida las riojanas plantaron cara a las griegas y a punto estuvieron de vencerlas, ayer, en el encuentro de vuelta, salió a flote la realidad: el Olympiacos es mejor.

3 Olympiacos

Giota, Christodoulou, Laprousi, Niemer, Poll, Hippe y Konomi (líbero).

0 Minis de Arluy

Gritzbach, Edelman, Pejkovic, Portero, Helia, Dani y Llabrés (líbero). También jugaron Rodríguez (líbero), Figueroa, Escamilla, Rangel y Martins

Árbitros
Serdor Nisancioglo (Turquía) y Kiril Stoyanov (Bulgaria).
Parciales
25-18 (22 m.), 25-12 (22 m.) y 25-17 (23 m.).
Anotadoras
19: Hippe; y 9: Gritzbach.
Incidencias
500 espectadores en el Melina Merkouri de Rentis, en Piraeus (Grecia).

El Minis de Arluy viajó a Grecia con más ilusión que presión y gracias a ello arrancó el partido por delante en el marcador: 1-3, 3-4 y 5-6 fueron sus efímeros momentos de gloria gracias a la temprana buena defensa de la líbero Llabrés, el saque y los remates de Helia y el bloqueo de Pejkovic. Jugando con las centrales, el equipo logroñés fue competitivo en el primer set, pero cometió demasiados errores frente a un Olympiacos muy regular

El saque de Giota primero, con el que el Olympiacos logró un parcial de 5-0, y de Hippe después, abrieron la ventaja decisiva en el marcador: 14-9. El entrenador del Minis de Arluy pidió tiempo muerto en el 19-14 para intentar frenar el vendaval griego, pero no hubo solución. Las logroñesas sufrían demasiado en recepción y no pudieron contrarrestar la ofensiva griega. Un remate de Poll por zona 2 sumó el 25-17.

El Minis de Arluy viajó a Grecia con más ilusión que presión y arrancó el partido por delante

Con el 1-0 en contra, el segundo set se tornaba decisivo. Gallardo apostó por Rodríguez como líbero y durante el desarrollo del juego fue introduciendo a nuevas jugadoras hasta finalizar con un siete completamente distinto al inicial: en el 10-5 introdujo a Figueroa como colocadora y a Escamilla como opuesta, en el 14-7 dio entrada a Rangel como central en lugar de Pejkovic y en el 16-9 fue la receptora Martins la que entró en la cancha. Pero el nuevo equipo no logró superar el férreo bloqueo griego, infernal, una auténtica pesadilla para las riojanas.

Más

El Olympiacos estuvo siempre por delante. El Minis de Arluy intentó arriesgar con el saque, pero no estuvo acertado en esa tarea fundamental del juego. Un bloqueo de Poll a Gritzbach en la red y otro de Niemer a Dani fueron casi una premonición: impotencia. En el 11-5, tras un 'ace' de Hippe, Gallardo pidió otro tiempo muerto. Su equipo necesitaba oxígeno para parar el tren. Pero había poco que hacer ya. Hippe, colosal ayer, acabó de rematar al Minis de Arluy con tres tantos consecutivos que sumaron el 25-12.

Sólo saltar a la cancha con un 0-2 en Grecia es toda una heroicidad. El Minis de Arluy debía vencer tres sets seguidos para empatar la eliminatoria, algo imposible. Y tampoco era el mejor día de las logroñesas, que lo necesitaban para doblegar a las griegas. Tocaba aguantar 23 minutos hasta el 25-17 final. Hubo variantes, manteniendo a Figueroa como colocadora, Martins como receptora y Rangel como central, y lo cierto es que el equipo logroñés mantuvo la compostura hasta la mitad del set. Un largo rally, con contraataques y extraordinarios defensas, se lo adjudicó el Olympiacos y supuso un mazazo moral y final para el Minis de Arluy: 12-11. El entrenador griego no hizo un solo cambio en todo el encuentro. No quería ninguna sorpresa, no lo permitió. De hecho, tras el 16-14, un largo parcial a favor de las locales le concedió el set y el partido, del 21-17 al 25-17.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos