A Nadal no se le resisten los zurdos

Rafa Nadal celebra, eufórico, su triunfo en Wimbledon de ayer. :: tony o'brien/reuters
/
Rafa Nadal celebra, eufórico, su triunfo en Wimbledon de ayer. :: tony o'brien/reuters

El balear impuso su ley ante Young y en la siguiente ronda se enfrentará al ruso Khachanov, con el que nunca ha jugado

MANUEL SÁNCHEZ MADRID.

En su debut este año en la central del All England Tennis Club, Nadal demostró que está en Wimbledon para jugar muchos más partidos en este escenario. El español consiguió su segunda victoria consecutiva sin ceder sets al vencer al estadounidense Donald Young por 6-4, 6-2 y 7-5 en dos horas y cuarto de encuentro.

Young fue campeón júnior en 2005 y, pese a ser una de las promesas del tenis norteamericano llamado a sustituir a los Agassi o Sampras, se quedó por el camino, y ahora se encuentra anclado en el puesto 43 de la ATP y sin ningún título en su casillero.

Además, el natural de Chicago tiene una característica que Nadal sabe aprovechar muy bien. Es zurdo. Tras esta victoria, el balear acumula ocho triunfos este año ante jugadores zurdos y suma catorce victorias consecutivas ante ellos. El saque abierto de zurdo de Young no incomodaba a Nadal, y este lo iba a demostrar desde el comienzo.

La eliminación de Carla Suárez ante la china Shuai Peng fue la peor noticia para los españoles

Como ya ocurrió ante Millman en su debut, Nadal empezó al resto, y empezó con rotura a favor. Con el 'break', Nadal contemporizó, asustó a Young con golpes imposibles cuando hizo falta, mientras que el estadounidense se agarró a su servicio para aguantar. Nadal era consciente de que una rotura en hierba es mucha distancia. Y fue suficiente. Acabó el primer parcial con un juego en blanco y 6-4 a favor con evidentes indicios de superioridad.

Si algo parece tener claro este año Nadal, es que cuanto antes se rompa el saque del rival, mejor. Para no dar lugar a intrigas ni posible «tie breaks». Por ello, volvió a inclinar el saque de Young en el primer juego del segundo set, y esta vez sí se dio el placer de sumar otra rotura más, para saciar el hambre de victoria en Londres. Y no dio signos de debilidad en ningún momento.

En el tercer set, la historia en el primer juego fue distinta, pero el final, el de siempre. Young aguantó su primer servicio y soltó un «come on», pero acabó por sucumbir como en las mangas anteriores, aunque falló al sacar para ganar el partido por 6-4. Sí lo consiguió a la segunda y se apuntó la tercera manga por 7-5 para confirmar la victoria número noventa de Nadal ante jugadores zurdos, por tan solo 13 derrotas.

En la siguiente ronda, Nadal se enfrentará al ruso Khachanov, entrenado por el español Galo Blanco, y con el que nunca se ha cruzado.

También estará en la tercera ronda el castellonense Roberto Bautista, que venció sin excesivas dificultades a Peter Gojowczyk (6-2, 6-1, 3-6 y 6-3). Buscará meterse en la cuarta ronda ante el japonés Kei Nishikori. El británico Andy Murray tampoco falló ante Dustin Brown en tres mangas (6-3, 6-2 y 6-2).

La mala noticia la dio Carla Suárez, que no pudo seguir con las buenas sensaciones cosechadas ante Bouchard y cedió en segunda ronda al caer por 6-2 y 6-2 ante la china Shuai Peng

Fotos

Vídeos