La seriedad de Garbiñe Muguruza muestra el camino de la victoria en Australia

MANUEL SÁNCHEZ MADRID.

Una vez más, la mayor preocupación de Garbiñe Muguruza no parecía estar al otro lado de la pista. No era la rival la que ensombrecía y teñía de dudas el debut de la hispano-venezolana, sino que los problemas físicos que la obligaron a retirarse en Brisbane y Sídney, y el vendaje que mostraba en su aductor derecho, daban más miedo que su rival, la francesa Jessika Ponchet, número 256 del mundo. Una Muguruza seria, quizás más pendiente de qué ocurría en su pierna derecha que de celebrar los arreones, acabó imponiéndose por 6-4 y 6-3.

Ningún golpe era motivo para que Muguruza soltase adrenalina, ni el remate con el que cerró el primer set ni el revés cruzado a la línea que desembocó en la rotura del segundo set fueron motivos suficientes para que la preocupación diera tregua y la española dejase de preguntarse si quizás al siguiente punto su aductor diría basta.

Los 31 golpes ganadores de Muguruza hablan de la facilidad de Ponchet para descolocarse en la pista y es que la francesa, campeona del torneo de El Espinar en 2016, es una jugadora atípica para los cánones actuales. Su revés a una mano, a la estela de la clásica Justine Henin o su derecha ortodoxa, que recuerda a la del letón Ernests Gulbis, son esas particularidades que la convierten en una tenista especial y atractiva de ver. Pese a ello, la magia tiene la dura tarea de convivir en un circuito donde prima la potencia física.

Con el triunfo ya en el bolsillo y tras saludar a Ponchet en la red, Muguruza sí se permitió saludar con una amplia sonrisa al público, consciente de que tendrá dos días para recuperar, antes del compromiso de tercera ronda ante la china Su-Wei Hsieh.

Verdasco gana a Bautista

Fernando Verdasco derrotó por cuarta vez en su carrera a Roberto Bautista (6-1, 7-5 y 7-5) y apeó al reciente campeón de Auckland del 'Grand Slam' 'aussie'. Albert Ramos, contra Jared Donaldson (6-2, 6-3 y 6-4), Lara Arruabarrena, contra Richel Hogenkamp (6-1 y 6-2) y Guillermo García López, que dio la sorpresa al eliminar al francés Benoit Paire (6-0, 6-7, 6-1 y 6-4), completaron las victorias españolas. Mientras que Feliciano López cayó contra Sam Querrey (6-3, 6-4 y 6-2).

Además, Novak Djokovic (6-1, 6-2 y 6-4 ante Donald Young) y Roger Federer (6-3, 6-4 y 6-3 contra Aljaz Bedene) comenzaron con victoria en Australia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos