TENIS

Roger Federer jugará su trigésima final de Grand Slam en Australia

FRANÇOIS BONTOUX

Melbourne. Se cumplieron los pronósticos. El suizo Roger Federer, segundo favorito, se clasificó para su 30ª final de Grand Slam tras el abandono del surcoreano Chung Hyeon (58º ATP) a causa de las ampollas en un pie, ayer en Melbourne, en apenas una hora de juego de las semifinales del Abierto de Australia. Chung pidió un tiempo muerto médico cuando perdía 6-1 y 4-1 y tiró la toalla dos juegos más tarde (5-2).

Federer defenderá mañana su corona en el partido por el título contra el croata Marin Cilic (6º). Si gana logrará su vigésimo Grand Slam, el sexto en Melbourne. «Creo que el primer set fue normal, a continuación creo que él estaba lastrado por las ampollas, sé que provocan mucho dolor», dijo el suizo. «Provocan mucho dolor, ahora ni siquiera puedo caminar con normalidad. Hice lo que había que hacer, no era bueno para los espectadores que continuara. No era capaz de jugar al tenis», confirmó Chung. «Sabía que tenía problemas en el pie antes del partido. Debía tener dolor al principio, pero no lo mostraba. Es algo que aprecio, luego vi que cada vez sufría más», añadió el maestro suizo de 36 años.

Hoy, final femenina

La larga espera por ganar un Grand Slam finaliza hoy para una de las dos pretendientes a conquistar el Abierto de Australia, la rumana Simona Halep (N.1) y la danesa Caroline Wozniacki (N.2), que además se disputan la primera plaza mundial. Ambas jugadoras tienen un perfil similar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos