Rafa Nadal se reencuentra con la victoria y recupera la camiseta sin mangas

MANUEL SÁNCHEZ MADRID

Cualquiera que pusiera la televisión y viera la vestimenta de Rafa Nadal, podría pensar que se trataba de una reposición de un partido de, por ejemplo, 2005 o 2007. El balear apareció en Melbourne ataviado con una cinta en el pelo rosa y muñequeras y pantalón del mismo color. Pero no eran estos complementos ni este chillón color, que Nadal usa habitualmente, como en el pasado Abierto de Australia, lo que sobresalía y sorprendía en su aspecto. Ni siquiera lo era el aparatoso reloj naranja que le acompañaba en su muñeca derecha. Un detalle, las mangas, fueron el gran cambio en estos primeros compases de 2018 de un Nadal, que como diría Radio Futura, cayó enamorado de su moda juvenil. Y es que no se deshacía de esta parte de la camiseta desde París-Bercy 2008. Es decir, algo menos de diez años vistiendo camisetas con mangas, lo que significó acabar con uno de los símbolos más característicos en sus comienzos y que ante Víctor Estrella (6-1, 6-1 y 6-1), el volver a prescindir de las mangas, supuso un soplo de aire fresco en el jugador de 31 años. La victoria ante Víctor Estrella Burgos, de 37 años y número 79 del mundo, además recordó, no solo por lo relativamente extradeportivo, como es, en este caso, la moda, a los triunfos de antaño de Nadal en Australia. Los tres juego cedidos en poco más de una hora y media rememoraron otras exhibiciones en su debut, como cuando dejó e nueve juegos al francés Julien Benneteau en 2005 o en cuatro al belga Christophe Rochus en 2009, año en el que saldría campeón. Masarova jugará con España Suiza ha perdido un arma de futuro. La tenista de 18 años Rebeka Masarova, campeona júnior de Roland Garros en 2016, anunció a través de un comunicado en sus redes sociales que desde enero compite bajo la bandera española, en lugar de la suiza, que la vio nacer. «He decidido volver a competir por España. Como deportista, una es libre de elegir a qué país quiere representar. Para ello, puede haber diferentes motivos, en mi caso ha sido una decisión que ha venido de corazón», explicó. «Mi madre es española, mi padre eslovaco y yo he nacido en Suiza. A los 9 años me mudé a España y hasta 2014 competí con ellos. Desde entonces, tuve el honor de representar durante cuatro años a Suiza y poder celebrar mis mayores éxitos hasta ahora», aclaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos