La Rioja

semifinales

Servidas las primeras semifinales del US Open

El serbio Novak Djokovic.
El serbio Novak Djokovic. / AFP
  • Djokovic se medirá a Monfils y Kerber a Wozniacki en la lucha por acceder a los duelos decisivos en hombres y mujeres

Las primeras semifinales del Abierto de Estados Unidos de tenis quedaron fijadas entre el número uno mundial Novak Djokovic y el francés Gael Monfils en los hombres, y la alemana Angelique Kerber contra la danesa Caroline Wozniacki entre las mujeres.

Una jornada en la que los favoritos impusieron la lógica de la clasificación salvo Wozniacki, que siguió escalando posiciones para vencer a otra tenista por encima de su escalafón.

Djokovic se clasificó a su décima semifinal consecutiva del Abierto de tenis de Estados Unidos, tras retirarse su rival de cuartos de final, el francés Jo-Wilfred Tsonga.

     Campeón de este torneo en 2011 y 2015, 'Nole' iba ganando el partido 6-3, 6-2 cuando Tsonga se retiro al primer raquetazo del tercer set, al parecer por dolores en su rodilla izquierda.

 El francés había pedido un tiempo médico al finalizar el segundo parcial, pero al comienzo del tercero se le vio con dificultad para responder el saque del serbio, y optó por alzar bandera blanca.

«Estuve golpeando bien la bola. Espero que los aficionados hayan gozado al menos de estos dos sets», dijo Djokovic al terminar el partido.

El serbio se medirá, por el pase a la final, contra el también francés Gael Monfils, que horas antes había doblegado a su joven compatriota Lucas Pouille por 6-4, 6-3, 6-3.

De su lado, Monfils, número 10 de mundo, necesitó de dos horas y 2 minutos para desmantelar a su joven compatriota Lucas Pouille por 6-4, 6-3, 6-3.

Monfils, de 30 años, jugará la segunda semifinal de su carrera en un torneo de Grand Slam después del Roland Garros de 2008.

También se convirtió en el primer francés en llegar a semifinales en Nueva York, desde Richard Gasquet en 2013.

Monfils se clasificó por primera vez a la ronda de los cuatro mejores de un US Open, luego de fracasar en cuartos de final de las ediciones de 2010 y 2014.

El parisino jugó ante Pouiller con la misma contundencia de sus cuatro partidos anteriores, en los que no había perdido un set.

El joven de 22 años se vio notablemente cansado después de jugar tres partidos seguidos en cinco sets, incluyendo el que derrotó en octavos de final al español y ex número uno mundial Rafael Nadal por 6-1, 2-6, 6-4 , 3-6, 7-6 (8/6).

Frente a Djokovic, Monfils no ha podido ganar en 12 partidos, y dos de esas derrotas fueron en los US Open, la más reciente en cuartos de final de 2010.

Los otros dos partidos de cuartos de final se jugarán el miércoles con el británico Andy Murray, campeón de Wimbledon y los Juegos Olímpicos, midiéndose al sexto favorito, el japonés Kei Nishikori, y el suizo Stan Wawrinka (N.3) frente al argentino Juan Martín del Potro.

Por su parte, la alemana Angelique Kerber, segunda jugadora del mundo, sacó su billete a semis al derrotar a la italiana Roberta Vinci por 7-5 y 6-0.

Kerber, campeona del Abierto de Australia de este año, avanzó a su segunda semifinal del último Gran Slam de la temporada, después de haberlo hecho en 2011.

«Siempre es difícil jugar contra Roberta, porque sale a jugar un gran tenis», dijo Kerber, quien podría destronar a Serena Williams en la punta de la clasificación mundial, si gana este torneo.

La danesa Caroline Wozniacki empleó más tiempo en acomodarse la coleta trenzada que en sellar su pasaporte a semifinales.

Wozniacki (74ª WTA) empleó 66 minutos en batir 6-0, 6-2 a la letona Anastasija Sevastova, y ahora busca llegar a semifinales por primera vez desde que jugó la final del US Open hace dos años.

Ex número uno del mundo y subcampeona en 2009 y 2014, la 'Woz' ya ha bajado en este torneo a dos 'top ten': la rusa Svetlana Kuznetsova y la estadounidense Madison Keys.

Los cuartos de final se completan el miércoles con los duelos entre la número uno del mundo Serena Williams frente a la quinta cabeza de serie, la rumana Simona Halep, y la adolescente croata Ana Konjuh frente a la checa Karolina Pliskova.