Nadal y Muguruza, a cuartos sin rasguños

El español acumula 27 sets seguidos ganados tras derrotar a Marterer sin apuros mientras que Garbiñe pasa de ronda por la lesión de Tsurenko

MANUEL SÁNCHEZ MADRID.

Rafa Nadal ya acumula 27 sets ganados de forma consecutiva en Roland Garros y esta marca parece no tener fin. Su victoria ayer lunes en octavos de final ante el joven alemán Maximilian Marterer (número 70 del mundo) por 6-3, 6-2 y 7-6 (4) amplió un récord que se resiste a ceder desde 2015 y que tiene en la bestia negra de Novak Djokovic el último tropiezo. Desde los cuartos de final de la edición de hace tres años, cuando Nadal cayó con claridad ante el serbio en lo que pareció un cambio de reinado que al final se quedó en espejismo, el balear no ha vuelto a ceder un parcial.

En 2016 porque pasó dos rondas con facilidad, cediendo nueve juegos ante Sam Groth y Facundo Bagnis, previos a retirarse antes de su partido de tercera ronda, y en 2017 porque ganó el torneo de manera impecable, sin dejarse un solo parcial por el camino y arrollando a todo aquel que salió a su paso. Este año, con el objetivo de conquistar una undécima corona que siga marcando las pautas de la historia, Nadal ya enlaza cuatro encuentros sin un solo borrón. Cuatro peleas en las que sus rivales, con mayor o menos facilidad, acabaron sometidos a su tenis y al dominio de un número uno que, sobre arcilla, exhibe 108 victorias al mejor de cinco sets por tan sólo dos derrotas.

En cuartos de final, el diez veces campeón en París se enfrentará al argentino Diego Schwartzman, quien remontó a Kevin Anderson (2-6, 1-6, 7-5, 7-6 y 6-2) para alcanzar por primera vez esta ronda en Roland Garros. Schwartzman vivirá su quinto enfrentamiento con Nadal -todos los anteriores saldados con victorias españolas-, incluido el pasado duelo en el Masters 1.000 de Madrid, con triunfo en sets consecutivos para el balear.

Por su parte, Garbiñe Muguruza, número tres del mundo, se clasificó sin apenas sudar para los cuartos de final de Roland Garros, beneficiada por la retirada por lesión de su rival, la ucraniana Lesia Tsurenko, número 39 del ránking WTA. La hispano-venezolana, ganadora del Grand Slam parisino en 2016, vencía por 2-0 en el primer set cuando Tsurenko tuvo que retirarse.

Muguruza se enfrentará por un puesto en semifinales a la rusa Maria Sharapova, a la que aún le costó menos trabajo acceder entre las ocho mejores, después de que su rival, Serena Williams, abandonase poco antes de iniciarse el partido a causa de una lesión en el músculo pectoral.

«Fue un día largo. No sabía dónde iba a jugar, estaba la amenaza de lluvia, deseaba que los chicos no llegasen al quinto set... tanta espera y al final sólo dos juegos», se resignó la tenista nacida en Caracas, cuyo partido fue reubicado en la pista 1, cuando estaba previsto en la Su zanne-Lenglen.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos