Federer renuncia al Masters de París y deja en bandeja a Nadal el número uno mundial

Wozniacki ganó ayer. :: afp
/
Wozniacki ganó ayer. :: afp

MANUEL SÁNCHEZ MADRID.

Parece imposible que Rafa Nadal no sea número uno del mundo al término de la próxima Copa de Maestros. El balear tiene en sus manos redondear una de las mejores temporadas de su vida con el broche perfecto. A los dos 'Grand Slams' (Roland Garros y Estados Unidos), los dos Masters 1000 (Montecarlo y Madrid) y los dos ATP (Barcelona y Pekín), puede sumar el número uno del mundo a final de temporada, algo que ya consiguió en 2008, 2010 y 2013.

Este hito es posible que se certifique en el próximo Masters 1000 de París. Si Nadal consigue superar su encuentro de segunda ronda (la primera la pasa sin necesidad de jugar), se asegurará el número uno del mundo. Y es que Roger Federer, quien sumó ante Del Potro su octavo título en Basilea, séptimo del año, y 95 en total en su carrera, no estará en la cita francesa. El suizo ha puesto su físico por delante del trono ATP, por lo que no jugará en París para preparar la Copa de Maestros de Londres. El que sería su séptimo título de maestro está por encima del Masters 1000 más descafeinado del año (no estarán ni Murray, Djokovic, Wawrinka, Raonic, Berdych o Nishikori, entre otros), por lo que el de Basilea, a sus 36 años, ha decidido no continuar con la pelea con Nadal en beneficio de su salud.

Por otra parte, la danesa Caroline Wozniacki logró ayer el título más importante de su carrera al ganar el Masters derrotando en la final a Venus Williams por un doble 6-4 en Singapur. Wozniacki, de 27 años y antigua número 1 mundial en 2010, dominó con autoridad a Venus, la finalista de más edad de la historia del Masters, con 37 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos