Federer abre una brecha casi insalvable con Nadal

MANUEL SÁNCHEZ MADRID.

Las lágrimas de Federer al acabar el discurso de ganador en Australia no eran solo por la victoria. Eran también por esa permanente sensación de no saber si se volverá a repetir. De si esta será su última gran gesta, de si el número 20 en su casillero de 'Grand Slam' no se moverá nunca más.

Su futuro, solo el tiempo -y su físico- lo dictarán, pero mientras que su destino se marca bola a bola en la pista, el palmarés arroja un dato fatídico para Rafael Nadal: Federer ya le aventaja en cuatro 'Grandes' y, además, el número uno cada vez pinta más a suizo que a español.

Sobre los 'Grand Slams', Federer ya posee 20, cuatro por encima del balear, seis sobre Pete Sampras y ocho más que Novak Djokovic y Roy Emerson. ¿Es imposible que Nadal lo iguale e, incluso, supere? Obviamente no. Si Federer ha sido capaz de anotarse uno con 35 años y dos con 36, a Nadal, que 'solo' tiene 31, le quedan años para intentar el asalto, aunque su estado físico siempre sea una rémora.

Sus opciones pasan por reinar en Roland Garros al menos un par de años más y confiar en sus posibilidades en Nueva York y Australia, dando por hecho que Wimbledon es la plaza más difícil de torear. Para ello, quizás debería aprender del suizo y cuidar más su físico, priorizando los torneos grandes y dejando de lado los más pequeños.

Al éxito reciente de Federer ha contribuido el hecho de jugar pocos torneos -12 en 2017- y priorizar los títulos al ránking ATP, que prima la regularidad por encima del momento. Pese a ello, Federer ha estrujado la distancia con Nadal hasta el mínimo. 155 puntos les dividen y a comienzos de marzo la situación se podría dar la vuelta y ser Federer el nuevo número uno. Si Nadal no disputara o no alcanzase las semifinales del Torneo de Acapulco, el suizo volvería a reinar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos