Entrevista

Corretja: «Nadal es lo más cercano a una máquina»

Álex Corretja./EFE
Álex Corretja. / EFE

El extenista y actual comentarista de Eurosport ve al balear «con mucho ritmo» en el Abierto de Australia y considera que España optará este año a ganar la Copa Davis

MANUEL SÁNCHEZ

El sol ha dado un tregua. Es casi media noche en Melbourne y las temperaturas comienzan a descender, desde los casi 40 grados que marcaron al mediodía, en las cercanías del recinto del Abierto de Australia. Álex Corretja (Barcelona, 1974) ha estado presente en la victoria de Rafael Nadal ante Damir Dzumhur y minutos después ha entrevistado, en sus labores como comentarista de la cadena deportiva Eurosport -que emite en exclusiva el torneo en España-, al local Nick Kyrgios, verdugo de Jo-Wilfried Tsonga. Camino de su hotel, atiende a Colpisa a través de una llamada telefónica en la que se cuelan sus pasos y el rumor del viento de la noche oceánica.

-Pregunta: «¿Están siendo las condiciones tan duras como indica el termómetro? ¿Cómo lo sufren los jugadores?

-Respuesta: Peor, peor. Está siendo durísimo. Son condiciones muy extremas. Esperemos que no le pase nada a los jugadores, porque se llega a límites inhumanos; jugar en esas condiciones está siendo brutal. En partidos a cinco sets he visto a algunos de los jugadores que, después, a duras penas podían andar, mareados y doloridos muscularmente. Es una dura prueba física y mental.

-P.: Por ello, tiene más importancia que Nadal esté pasando sin dejarse sets, ¿cómo está percibiendo la euforia por la posibilidad de sumar un nuevo 'Grand Slam'?

-R.: Rafa siempre está aislado de lo que vivimos los demás. Siempre tiene los pies en el suelo; valora mucho sus victorias. El primer día sabía que necesitaba ritmo y creo que el segundo partido fue una prueba importante para él porque le dio mucha moral. Hoy ha jugado muy completo; jugando al ataque y cometiendo muy pocos errores para lo fuerte que le está pegando a la pelota. Estamos viendo a un Rafa con mucho ritmo que es lo que necesita él para encontrarse bien. Cuando le entrevisto se muestra muy tranquilo, sabiendo que las cosas cambian y en ningún momento lanza las campanas al vuelo. Sabe que cada día es una prueba más.

-P.: ¿Puede afectarle mentalmente la marcha de su tío Toni Nadal?

-R.: Honestamente, no. Creo que tiene un equipo alrededor desde hace muchos años que le conoce muy bien y ellos han hecho una transición muy buena, no ha venido de sopetón. Tiene 23 o 24 años en el disco duro de enseñanzas de Toni. Eso no se olvida.

-P.: En su caso, se saltó varias veces Wimbledon a lo largo de su carrera, ¿Cree que es una opción que tiene Nadal para no cargarse de partidos y que no ocurran las lesiones de Paris-Bercy y Londres?

-R.: Rafa es diferente, es lo más cercano a una máquina. Yo descansaba porque necesitaba recuperarme del desgaste de la temporada de tierra para poder encarar bien el verano. Entre otras cosas, porque yo no era aspirante a ganar Wimbledon y Rafa sí lo es. Está muy acostumbrado a conseguir muchos éxitos durante la gira de tierra batida y es capaz de llegar a Londres en máxima plenitud. No creo que sea una opción en estos momentos, tiene que aspirar a ganar los cuatro 'Grand Slams' porque va a seguir siendo favorito.

-P.: Cada año que pasa, salta ese pensamiento de «este será el último de Roger Federer», pero el tiempo corre y sigue ahí. ¿Qué nos espera cuando se retire?

-R.: Creo que habrá dejado un legado tenístico enorme, de estilo, de elegancia, de saber jugar, de saber estar dentro y fuera de la pista. Ha convertido el tenis en un deporte que parece sencillo cuando él lo juega, porque parece que siempre mete la pelota donde a una máquina le gustaría ponerla. Si tú tuvieras que dirigir a una máquina para que colocara una pelota en un punto ideal, probablemente le preguntarías a Federer dónde la pondría él y él te lo explicaría. Desde dentro, eso es complicadísimo por la velocidad a la que juegan; a veces toman las decisiones en segundos, en cambio, él parece que siempre coloca la pelota a donde tiene que ir, toma los riesgos cuando los tiene que tomar.

-P.: ¿Es posible que Federer o Nadal se retiren como hizo Pete Sampras, tras ganar un 'Grand Slam'?

-R.: Eso es muy personal. A día de hoy nadie se imagina vayan a estar el 50 del mundo y no vayan a entrar en un cuadro de Montecarlo, por ejemplo. Ellos sabrán decidir en qué momento retirarse, ya sea ganando un 'Grand Slam' o diciendo 'este es mi último año', acabe como acabe. Sampras lo decidió después de ganar el Abierto de los Estados Unidos y Stefan Edberg, que fue otra leyenda, cuando empezó el año dijo que era el último.

-P.: El joven Alex De Miñaur fue tentado por Australia para representarlos en 2011, cuando usted estaba a punto de asumir el cargo como capitán de Copa Davis, ¿En algún momento se le pregunta sobre él?

-R.: Nunca en mi vida me hablaron de él. Al final es imposible porque hay muchos jugadores que son jóvenes y tienen potencial. Es una lástima que jugadores así se vayan, pero ahora mirar seis años atrás y ver quién tomó la decisión es muy complicado. Yo lo desconozco, eso es un trabajo de la Federación que tiene que estar atento a este tipo de cosas y no del capitán de Copa Davis. Del tenis base hay otras personas que se ocupan de ello. No es fácil a los doce años decirle a una persona yo te voy a pagar todo, los entrenadores, viajes, etc. En el tenis español no es como en Australia, Estados Unidos, Francia o Reino Unido, que tienen sus 'Grand Slam' e ingresan mucho dinero. Aquí nos afectó la crisis y hay decisiones muy complicadas de prever. Te aseguro que si españa tuviera un grande muchos de estos talentos se quedarían.

-P.: ¿Cómo es la época que le va a tocar vivir a Sergi Bruguera como capitán de Copa Davis?

-R.: Él ha llegado en un excelente momento. Rafa vuelve a estar muy bien, hay muchos jugadores donde escoger y el sorteo es bastante bueno para España; jugando en casa las dos primeras eliminatorias. Este año el equipo español va a optar a ganar la Davis. Soy muy optimista. No descarto que la gane porque tiene equipo, ilusión y creo que es una muy buena oportunidad para nuestro tenis, porque genera mucha ilusión entre nuestros jóvenes. Además cuantas más eliminatorias mejor, a nivel económico es muy bueno. Este año España es clara candidata a ganarla.

Álex Corretja forma parte del equipo de comentaristas de Eurosport en España, junto a otras leyendas del tenis español como Conchita Martínez y Jordi Arrese.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos