El calor preocupa a Nadal y castiga a Carreño

Rafa Nadal se prepara para el servicio. :: afp
/
Rafa Nadal se prepara para el servicio. :: afp

El asturiano superó a Muller mientras que Carla Suárez sufrió en tres sets ante Kanepi

MANUEL SÁNCHEZ

madrid. Rafa Nadal tuvo suerte, quizás la de ser número uno del mundo y disfrutar del privilegio de enfrentarse a Damir Dzumhur bajo la noche australiana, mucho más liviana que el día, en el que temperaturas cercanas a los 40 grados asolaron las pistas. «En mi opinión, no es seguro jugar así. Ha habido muy, muy malas condiciones el miércoles y el jueves. Ha sido mucho y un poco peligroso para la salud», explicó.

Nadal, que ya está en octavos de Australia por undécima ve en su carrera, puso varios puntos negros en su victoria ante el bosnio, como las voleas -«hice algunas extrañas»-, el saque -«perdí el ritmo en algunos momentos»- y la intensidad.

Su próximo rival será el argentino Diego Scwhartzman, al que ha derrotado en tres ocasiones sin ceder un set.

Ayer, las escenas se sucedieron en las horas puntas de calor a lo largo del día. El asturiano Pablo Carreño venció en cuatro mangas a Gilles Muller y sufrió los estragos de las temperaturas bajo el bombardeo de 40 saques directos del luxemburgués. «Creo que en las pistas que tienen techo retráctil podrían hacernos el favor de ponerlo para que no sea tan difícil jugar. Con este calor, no te entra aire y no respiras bien», comentó.

En féminas, Carla Suárez también pasó a octavos tras imponerse a la estonia Kaia Kanepi por 3-6, 6-1 y 6-3.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos