El sol se alía con Nadal para llevarle a semifinales

Rafa Nadal celebra su triunfo de ayer en París. :: afp/
Rafa Nadal celebra su triunfo de ayer en París. :: afp

El balear doblegó a Schartzman tras su mal papel del miércoles y se medirá en semifinales con otro argentino, Juan Martín del Potro

EFE/AFP

parís. El español Rafael Nadal se recuperó del sofoco del miércoles, cuando se aplazó por la lluvia su partido ante el argentino Diego Schwartzman en el que iba en desventaja, y selló ayer su pase a las semifinales de Roland Garros, donde le espera otro argentino, Juan Martín del Potro.

En un partido que se extendió tres horas y 42 minutos -dos horas jugadas el miércoles y una hora y 42 minutos ayer-, el número uno del mundo consiguió hacer doblar la rodilla al duro y correoso jugador argentino, al que tuvo que remontar un set en contra (4-6) para luego imponerse por 6-3, 6-2 y 6-2.

Nadal, quien vio cortada su racha de 37 mangas seguidas ganadas en Roland Garros por culpa de Schwartzman, mejoró su prestación después de los dos parones del miércoles por la tarde debido a la lluvia.

En la primera interrupción, el tenista español perdía el primer set (6-4) y estaba incluso 3-2 abajo en la segunda manga. Cuando se retomó el partido 45 minutos después, Nadal dio la vuelta al marcador en solo 20 minutos y se puso 5-3 justo en el momento en que se decretó el aplazamiento del encuentro.

Con el sol que asomó ayer en la Philippe Chatrier, el español sacó el mazo y controló la agresividad de su amigo Schwartzman, duodécimo del mundo. «Ha sido muy difícil. Es un gran amigo (Schwartzman), un gran trabajador. Le deseo todo lo mejor para el futuro. Después del parón por la lluvia he jugado mucho mejor, más agresivo», manifestó al término del partido.

El tenista de Manacor celebró el punto ganador del partido -conseguido al cuarto intento- con un salto de júbilo. Y no era para menos. La resistencia que le ofreció el pequeño jugador de Buenos Aires (1,70 metros) no la había encontrado en este torneo, en el que había apeado a Simone Bolelli (130), Guido Pella (78), Richard Gasquet (32) y Maximilian Marterer (70).

En su undécima semifinal en Roland Garros, el de Manacor tendrá un viejo enemigo enfrente como Juan Martín del Potro, que derrotó a Marin Cilic (7-6, 5-7, 6-3 y 7-5) para llegar a sus segundas semis en París tras 2009. La arcilla, probablemente, sea la superficie en la que el juego de Del Potro es menos dañino para Nadal, y es que las cinco victorias del de Tandil ante el español han llegado en pistas duras, mientras que los cinco triunfos del mallorquín se reparten en el resto de terrenos.

«Fui operado en tres ocasiones de la muñeca (izquierda)... Estuve a punto de dejar el tenis. No tengo palabras para describir este momento», afirmó Del Potro entre lágrimas. «Contra Rafa no tengo nada que perder, hacer un buen partido contra él me va a dejar una linda sensación de este buen torneo», apostó Del Potro.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos