La Rioja
Comunicado

Nadal mira a Mallorca como sustituto de Queen's

Rafa Nadal, en un acto publicitario.

Rafa Nadal, en un acto publicitario. / Efe

  • El tenista balear siempre jugó un torneo en hierba las dos veces que ganó Wimbledon

La historia y la estadística se cruzan en el camino de Rafa Nadal. Siempre que el balear venció en Roland Garros como este año, es decir, sin perder ningún set, levantó la copa dorada en Wimbledon -2008 y 2010-. No obstante, los títulos conquistados en la hierba londinense ante Roger Federer, en 2008, y ante Tomas Berdych, en 2010, también comparten la particularidad de ir de la mano de un dato que este año no se cumplirá. En 2008 y 2010, Nadal pasó por el Queen's Club para disputar el torneo previo a Wimbledon. El paso lógico antes de afrontar la superficie menos utilizada de la temporada, esa en la que solo se compite durante cuatro semanas al año, y probablemente a la que más cuesta acostumbrase. La hierba, el césped, el famoso pasto verde que tanto daña las rodillas de Nadal.

El año de la famosa final con Federer en el All England Club, el manacorense ganó el torneo de Queen's al derrotar a Novak Djokovic, mientras que en 2010, cuando conquistó el segundo Wimbledon, llegó hasta los cuartos de final en Queen's, donde cayó con el toledano Feliciano López. Además, Nadal ha jugado tres finales más en Wimbledon, y siempre acompañadas por su presencia en Queen's. En 2006 y 2007 perdió las finales del tercer grande de la temporada ante Federer, tras haber alcanzado los cuartos de final en el torneo previo, y en 2011, cuando cedió en la final de Wimbledon ante Novak Djokovic, llegó también a cuartos en el hermano menor del mayor torneo de hierba del mundo.

Esta unión de torneos no es exclusiva de Nadal. Por ejemplo, Andy Murray, campeón en la capital inglesa en 2016 y 2013, completó el doblete al adjudicarse esos dos años también el de Queen's. Sin embargo, dos grandes campeones demuestran que no es necesario jugar antes para llegar en buenas condiciones a Wimbledon. Novak Djokovic se adjudicó el 'Grand Slam' británico en 2015, 2014 y 2011 sin probarse en ningún torneo de hierba y Roger Federer hizo lo mismo en 2009 y 2007. Aunque el suizo sí jugó en Halle (Alemania) antes de sus otros cinco entorchados en Wimbledon.

Las conquistas de Djokovic y Federer demuestran que no es tan importante la adaptación, sino llegar en buena forma. Y Rafa Nadal llega en el mejor momento posible. Además, el balear posee con una arma que el resto de sus rivales no poseen. Mallorca cuenta con un torneo femenino sobre pasto en el que, a partir de la semana que viene, participarán jugadoras como Victoria Azarenka, Carla Suárez o Eugenie Bouchard. Es decir, pistas de hierba preparadas para la competición oficial en Mallorca, la casa de Nadal. A lo que se suma que el director del torneo es su tío, Toni Nadal.

Sí, entrenar está a años luz de la competición oficial, y si no que se lo digan a Federer, quien después de meses preparando la temporada de hierba ha perdido en su debut. Pero Nadal, tras varias semanas sobre arcilla muy duras, va a poder descansar, recuperar y jugar al tenis al lado de su casa. No tendrá que ir a Stuttgart, Halle, ni a la lluviosa Londres antes de tiempo, podrá disfrutar al lado de los suyos en las mejores condiciones posibles. Y eso, al final, es más importante que cualquier estadística o dato.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate