La Rioja

COPA DAVIS

España gana los dos puntos a India

Feliciano López, que sustituyó a Nadal, golpea la pelota. :: efe
Feliciano López, que sustituyó a Nadal, golpea la pelota. :: efe
  • Una indisposición de Nadal propició que jugaran Feliciano López y David Ferrer

España quedó hoy a un paso de regresar al Grupo Mundial de la Copa Davis al anotarse de forma contundente los primeros dos puntos de la eliminatoria contra la India, pese a la baja de última hora de Rafael Nadal por una indisposición.

Feliciano López con un triunfo por 3-1 (6-4, 6-4, 3-6 y 6-1) sobre el joven Ramkumar Ramanathan y David Ferrer en un partido sin historia ante el número uno indio, que finiquitó con un demoledor 6-1, 6-2 y 6-1, han dejado al equipo de Conchita Martínez en posición de celebrar hoy mismo la vuelta a la elite de la Copa Davis si gana el dobles.

El público que abarrotó el RK Khanna de Nueva Delhi se quedó con ganas de ver al número cuatro del mundo, un jugador por el que los aficionados indios sienten particular devoción.

Por ello, la noticia de que Nadal no jugaría el primer punto, por una indisposición estomacal que sintió tras el entrenamiento matutino, provocó la desilusión entre el público y la esperanza para el equipo de Anand Amritraj.

La apagó pronto Feliciano López. El número 26 del mundo salió con la premisa de mantener un ritmo constante apelando a su habitual juego de saque y volea y esperando al error de su rival. Sin dar margen al indio, el toledano comenzó el segundo set con una rápida rotura de servicio que el joven Ramanathan nunca estuvo cerca de recuperar.

El tenista indio ofreció su mejor rostro en la tercera manga, que terminó anotándose, pero Feliciano una vez más se apresuró a cortar cualquier atisbo de esperanza de su rival rompiéndole el primer servicio del cuarto set para liquidar por la vía rápida el partido.

Ferrer cerró de manera aún más expedita el trámite del partido en principio más complicado, el que jugó contra el número uno local, Saketh Myneni, al que arrolló sin miramientos. El tenista valenciano solo permitió a su rival adjudicarse el primer servicio que tuvo en el primer set y a partir de ahí enlazó once juegos ganados de forma consecutiva, en los que ofreció un repertorio de juego de fondo y movilidad sin que el jugador indio pudiera responder a la avalancha.