«No me vuelvo loco, con los años que llevo no tengo nada que demostrar»

El delantero navarro Aimar Olaizola. :: josé carlos cordovilla
/
El delantero navarro Aimar Olaizola. :: josé carlos cordovilla

El delantero de Goizueta persigue su quinta chapela en el mano a mano ante un Altuna «que ha demostrado que es muy completo» Aimar Olaizola Pelotari de Asegarce

ELOY MADORRÁN* EMADORRAN@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

El navarro Aimar Olaizola (Goizueta, 13/11/1979) busca este domingo su quinta chapela en el Manomanista. Además, cuenta con siete títulos del Cuatro y Medio y tres del Parejas. Una hoja de servicio que apabulla para un pelotari que celebra los 20 años de profesional con una demostración de poderío físico y de juego.

- ¿Cómo se encuentra días antes de la final del Manomanista? ¿Se notan nervios ya?

- Como es normal, un poco de nervios sí. Pero como decimos siempre, hay que tener, es bueno tenerlos. Si no tuviera esa tensión, sería mala señal. Pero a parte de eso, nervios todavía no. Cuando falten menos días se notarán más, de momento ya se nota el cosquilleo.

«Ahora te puede ganar cualquiera. Los cuatro cabezas de serie no han entrado en las semifinales»

- Usted ha ganado el Manomanista en cuatro ocasiones y su última final fue en el año 2015. ¿Echaba de menos estar en una gran final, que parece su hábitat natural?

- Para un pelotari lo más bonito es ganar una chapela, y luego estar en la final. A parte de eso, tampoco me vuelvo loco. Con los años que tengo y los títulos que llevo, no tengo nada que demostrar, todo lo que venga será bienvenido. Y este año, por una cosa o por otra, me ha pillado en un momento bueno, estoy en la final y estoy muy ilusionado.

- Usted atesora cuatro triunfos en el Manomanista mientras que Altuna persigue el primero. ¿Eso le convierte a usted en el favorito para la final del domingo?

- No tiene nada que ver, a parte de que ya se ha visto que las apuestas están parecidas o tirando para él. Yo a eso nunca le he dado importancia. Aquí lo que está claro es que dos pelotaris, cuando llegan a la final, es por algo. Además, hoy en día en el mano a mano puede ganar cualquiera porque ahora hay un abanico amplio de posibles ganadores. Ya se ha visto que los cuatro cabezas de serie, que suelen ser los favoritos, se han quedado fuera, sin llegar a las semifinales. Ahí se ve que está muy abierto. Muchas veces, jugando bien, te gana el contrario, y si no juegas casi al cien por cien te gana cualquiera.

- Ha celebrado los 20 años como profesional y sin embargo se encuentra en un momento de juego y de físico envidiable.

- Me encuentro bien. Los años pasan, pero lo más importante es encontrarte bien físicamente y dar un buen nivel. Y creo que el nivel que estoy dando es bueno a pesar de que llevo dos años sin ganar una chapela pero he entrado en semifinales, ahora la final del campeonato más importante. Y a parte, como digo yo, hay que jugar todo el año. Y el rendimiento que estoy dando durante el año es bueno. A parte estoy jugando unas combinaciones parecidas a las que jugaba hace diez años.

- ¿Demasiado tiempo dos años sin un título para un pelotari acostumbrado a ganar?

- No. Además llegar a una final siempre es muy complicado, influyen muchos factores. Y además los contrarios juegan muchísimo. Cuando se presenta un campeonato siempre veo muy complicado llegar a la final.

- Altuna decía el otro día que los partidos están tan igualados que cualquier detalle mínimo te deja fuera de un campeonato.

- Sí, ya se ha visto este año que los cuatro cabezas de serie se han quedado fuera de las semifinales. En el primer partido no dieron lo suyo y se quedaron fuera. Y en semifinales, jugando bien muchas veces te ganan. Si por lo que sea, regalas algo, o no tienes el día, o no estas al cien por cien, pues te gana cualquiera.

- ¿Qué destacaría de su rival? ¿Cómo es el juego de Altuna III?

- Un pelotari súper completo. Hemos llegado a la final dos pelotaris que la gente no creía que íbamos a llegar. Jokin lleva tiempo haciendo las cosas bien y estando entre los mejores también en el Parejas y en el Cuatro y Medio. Pero la gente decía que en el mano a mano no iba a llegar arriba y ha demostrado que es muy completo. Defiende de todas las posturas, maneja bien todas las posturas y luego adelante engaña con el golpe. Parece que no le da tanto, pero toca la pelota muy rápido y la pone muy lejos. Por algo ha llegado a la final.

- ¿Es usted de los que varía sus entrenamientos en función de quién sea el rival?

- Normalmente no. Para mí lo más importante va a ser lo mío. Y luego el partido dirá.

- ¿Ha pensado cómo será la final del domingo?

- No, además creo que tampoco es bueno porque si no te vuelves loco. Yo estoy centrado en dar lo mío y aparte habrá que ver cómo estamos, si jugamos de otra manera o si hay que cambiar sobre la marcha.

- Jugar en Bilbao siempre es una buena noticia porque es sinónimo de que estás en las finales.

- Es un frontón que nos gusta a casi todos los pelotaris y últimamente estamos acostumbrados porque los partidos buenos y las finales se están jugando allí. Creo que por la capacidad que tiene y demás no hay ningún problema. Iremos a jugar muy a gusto.

- Por último, ¿siente el peso de representar a Asegarce, después de que su empresa no haya hecho un buen Parejas ni un buen Manomanista?

- Yo cogí alegría por mí y por la empresa. En el Parejas no entramos ni uno en la final aunque nosotros estuvimos con opciones hasta el final. A parte de eso, son cosas que tocan así. El año pasado Oinatz (Bengoetxea) ganó el Cuatro y Medio y el mano a mano también. El año que viene puede cambiar todo otra vez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos