Víctor se jugará la final con Bengoetxea

Víctor festeja su triunfo en el Adarraga, el pasado viernes. :: miguel herreros/
Víctor festeja su triunfo en el Adarraga, el pasado viernes. :: miguel herreros

El navarro gana a Elezkano tras levantar un partido que tuvo perdido y podrá pelear por mantener su título

M. GLERA LOGROÑO.

Víctor Esteban tendrá que esperar a la última jornada de la liguilla de semifinales del Cuatro y Medio para saber si juega la final o no. Para no sufrir, necesitaba que ayer ganase Danel Elezkano en Pamplona, pero no sólo perdió (y cómo), sino que además dijo adiós al torneo, ya que suma dos derrotas en otros tantos partidos. Así, Víctor Esteban ( 2 triunfos) se medirá a Bengoetxea (1 triunfo) la próxima semana, mientras que Olaizola (1 triunfo) jugará contra Elezkano (0 triunfos). Apasionante.

22 BENGOETXEA

0 ELEZKANO

Duración
60 minutos
Pelotazos
280
Saques
Bengoetxea, 2; Elezkano, 3
Faltas
Bengoetxea, 1; Elezkano, 0
Ganados
Bengoetxea, 12; Elezkano, 11
Perdidos
Bengoetxea, 6; Elezkano, 8
Marcador
0-1, 3-1, 3-2, 3-9, 5-9, 5-13, 10-13, 10-15, 12-15, 12-17, 16-17, 16-18, 18-19, 18-21 y 22-21
Botilleros
Asier Gartzia acompaño a Bengoetxea y Ander Elezkano, a su hermano Danel.
Incidencias
Labrit. 500 espectadores

Quería el delantero de Ezcaray que su amigo Oinatz Bengoetxea venciera y lo hizo por 22-21, idéntico tanteo al registrado el viernes en el Javier Adarraga. Pues bien, ganó el navarro después de ir todo el partido perdiendo y tras deshacer un 18-21 favorable al delantero vasco, que aún estará lamentándose de la oportunidad perdida para dejar en la cuneta al actual campeón y llegar a la tercera semana con opciones de jugar la final.

Elezkano empezó muy bien, con tanto de saque, y provocó la primera reacción del navarro, que con tres tantos consecutivos, se colocó por delante. No se inmuto el zurdo y enganchó una tacada de ocho puntos que tuvo su origen en una falta de saque de su adversario. Tantos de todo tipo: gancho, dejada, cortada y volea, acompañados por algún error más de Bengoetxea que buscaba la manera de frenar la hemorragia, pero no la encontraba ante el empuje de Elezkano.

Y fue el propio delantero vizcaíno el que marcó la pausa con dos fallos consecutivos. Segundo respiro para Bengoetxea, que una vez más se vio contra las cuerdas y del 3-9 se pasó al 5-13 merced a dos acciones ganadoras de Elezkano y dos nuevos errores del navarro. Y es que fue un partido de muchos errores, demasiados en una pelea manomanista, pero al estar muy equilibrados, el marcador no lo acusó en exceso. Danel se sentía cómodo y si podía, buscaba el saque y remate para romper a su rival en un partido rápido, pero reiteraba en el error y uno de ellos, el tercero, abrió las puertas a Bengoetxea para mantenerse en el duelo. 10-13. El navarro crecía y poco a poco iba limando diferencias. Su casta le convertía en un adversario cada vez más peligroso, porque a medida que el partido se acerca al vigesimosegundo cartón más complicado es doblegarle.

Ambos se intercambiaban fallos y aciertos, tacadas para alejar el marcador y para comprimirlo. Elezkano lo abrió hasta un desafiante 12-17. Tercera reacción de Bengoetxea. 16-17 antes de empatar el duelo a 18 con un error de Danel y una carambola suya. Momento muy delicado para el joven delantero ante un depredador como es Bengoetxea. Pocos espectadores podían esperar una reacción de ese tipo, pero Elezkano aprovechó un error de su rival y dos remates para situar el electrónico en 18-21. Su victoria parecía una realidad. Parecía.

Sin embargo, a Bengoetxea no se le puede descartar mientras haya partido. Dos ganchos, un error de Danel y un saque (que empataba el duelo a 21), le dieron una victoria que le permite pelear por retener la chapela de campeón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos