FERIA DE SAN MATEO

Víctor enciende la última traca de San Mateo

Víctor golpea con la derecha en un momento de la final disputada ayer en un Adarraga lleno. :: / MIGUEL HERREROS
Víctor golpea con la derecha en un momento de la final disputada ayer en un Adarraga lleno. :: / MIGUEL HERREROS

El ezcarayense y Rezusta ganan la feria logroñesa ante Ezkurdia y Albisu en una final de emoción e igualdad

VÍCTOR SOTO

Víctor Esteban ya es historia de San Mateo. Ayer se coronó por primera vez como campeón de la mejor feria del verano y engrosó con su nombre la corta lista formada hasta ahora por Titín, Merino II y Gorostiza. El de Ezcaray, sostenido por un espectacular Rezusta, hizo gala de sus virtudes para encender la última traca de San Mateo y lograr uno de sus sueños. Ahora le quedan por cumplir un millón más.

19 EZKURDIA ALBISU

0 VÍCTOR REZUSTA

Duración
59 minutos.
Pelotazos
478.
Saques
Ezkurdia, 1; Víctor, 1.
Faltas
Ezkurdia, 0; Víctor, 0.
Ganados
Ezkurdia, 9; Albisu, 2; Víctor, 8; Rezusta, 1.
Perdidos
Ezkurdia, 8; Albisu, 3; Víctor, 6; Rezusta, 2.
Marcador
0-2, 1-2, 1-3, 3-3, 3-4, 4-4, 6-4, 6-6, 7-6, 7-8, 10-8, 10-12, 11-12, 1-13, 13-13, 13-14, 14-14, 14-16, 15-16, 15-19, 17-19, 17-20, 18-20, 18-21, 19-21 y 19-22.
Incidencias
Lleno en el Adarraga para ver la final de la feria de San Mateo. El dinero salió 100 a 80 por colorados.

A pesar de la presión y los nervios, no dejó Víctor su personalidad en el vestuario. Es su virtud y, en ocasiones, su condena. Le cuesta contemporizar. Él sólo concibe llegar al veintidós por la vía rápida, cueste lo que cueste y sufra lo que sufra. Ayer, asustó en su salida, con un ganchazo y una cortada por pared. Pero asumir riesgo conlleva fallos, como la dejada a la chapa que supuso el 1-2.

El pelaire podía dejar recaer el peso de la pelea en su compañero pero se empeñó en ayudarle, dando un paso atrás y defendiendo pelotas que suponían compromisos. Ezkurdia respondía, mientras, con las mismas armas. Y en la zaga ni Rezusta ni Albisu se cansaban de hacer sufrir los cueros.

El riojano mostró personalidad, sobre todo cuando en la recta final el choque se puso complicado

Cuatro tantos fue la renta más amplia de la final de San Mateo. Cuatro tantos formaron la tacada más enjundiosa. Dos signos de una igualdad máxima. Un toma y daca sin tregua en una final con demasiados errores pero con tensión y emoción. Un combate a brazo partido que tuvo a dos fajadores como Albisu y Rezusta como sus principales protagonistas. Era la fiesta de Víctor, pero fue desde el siete hasta el rebote donde la guerra exhibió su cara más cruda. Un pulso en el que Rezusta salió ganador aunque fue su rival, Albisu, el que se llevó el premio a mejor pelotari de la feria. Una muestra de la calidad de ambos zagueros.

El partido se desarrollaba con intensidad y continuos abrazos: a 3, 4, 6, 7, 8, 10, 13 y 14. Lo que lograban Rezusta y Víctor con enorme sufrimiento (como el 10-11, con dos misiles marca 'Kim Jong Un Esteban', o el 10-12, con un tremendo gancho del pelaire) lo recuperaban Ezkurdia y Rezusta con cierta facilidad.

Pero apareció la primera brecha, pequeña y sinuosa, debido a tres errores consecutivos de Ezkurdia. Lo que no había fallado en toda la feria se acumuló en unos minutos para olvidar: mal puesto en la primera pelota con todo a favor, un gancho fuera y una dejada abajo dejaron el tanteador en 15-19.

Los azules veían el final de su travesía por un mar de sudor, pero Víctor guarda las de arena junto a las de cal. Regaló el 16-19 con un dos paredes que se le enganchó en la muñeca y salió a tablas cuando Ezkurdia le había dejado un bombón en el dos. Y, poco después, entregó el 18-20 con una defensa que envió al colchón superior.

¿Sería capaz Víctor de revertir la situación, aguantar toda la presión de un Adarraga electrizado y volcado con él? ¿Podría superar miedos y dejar la mente en blanco para, por fin, disfrutar de la pelota, del riesgo de los finales, de la incertidumbre que criba el grano de los campeones de la paja de los solamente buenos?

Lo hizo. Y vaya que si lo hizo. Firmó el 18-21 con un golpe violentísimo por pared tras una dejada que levantó al público de sus asientos. A falta de un solo tanto para cerrar la feria, Ezkurdia puso la guindilla, acabando por el rincón y dando unos minutos más al partidos.

Pero San Mateo quería que un hombre de la casa se llevase el premio. Y tuvo que ayudar (y mucho) para que el segurísimo Albisu, un metrónomo durante la feria, errase un derechazo en un postrero tanto duro. Cruel desenlace para el mejor pelotari de estos brillantes ocho días de pelota. Pero también feliz. Porque el rebote, lleno de ezcarayenses, vibró con su delantero. Y todo el Adarraga y toda La Rioja. Titín ya tiene su sucesor y Víctor, su cetro. Ahora es tiempo de todo lo demás.

Dos partidos sin historia

En el choque que abrió el último festival de la feria matea, Jaka y Tolosa se deshicieron de Laso y Ladis Galarza (22-11) con facilidad. Adelante, Jaka estuvo mucho más afinado que su contrario, aunque fue en la zaga, con Ladis Galarza errando demasiadas pelotas y mostrándose muy inseguro para devolver los saques del de Lizarza. Para finalizar la actividad pelotazale en Logroño, Agirre y Erasun sumaron la última victoria (18-14) ante Errandonea y Erostarbe en el que los colorados dominaron en todo momento.

Fotos

Vídeos