Víctor busca un nuevo horizonte

Víctor Esteban celebra un tanto en el último Campeonato del Cuatro y Medio. :: miguel herreros/
Víctor Esteban celebra un tanto en el último Campeonato del Cuatro y Medio. :: miguel herreros

El ezcarayense debuta en Eibar (17.00 horas, ETB1) dentro del Manomanista contra un especialista como Retegi Bi

V. S.

logroño. Hay heridas que tardan en cicatrizar y la que Asegarce infligió a Víctor Esteban apartándole sin motivos del Campeonato de Parejas ha resultado muy profunda y de larga convalecencia. Tres meses después, el ezcarayense ha retomado las ganas de demostrar y demostrarse.

Será en el Campeonato Manomanista, solo, como en el Cuatro y Medio del pasado otoño en el que estuvo a punto de meterse en semifinales. Sin excusas. Uno contra a todo frontón. «Me encuentro muy bien, con mentalidad positiva. He recuperado la ilusión», resume el riojalteño.

Hoy (17.00 horas, ETB1) tendrá la oportunidad de exhibir fortaleza mental y también los resultados del trabajo realizado. Porque desde hace meses, Víctor ha focalizado todos sus entrenamientos en un torneo que no permite ni un error. Desde el principio, en la cuerda floja.

Si Retegi Bi, un especialista de la modalidad, tiene su tarde, todo lo realizado puede desvanecerse en menos de una hora. Y es que la fortuna del sorteo no ha premiado al riojano. El navarro cumple diez años en el torneo de Primera, del que fue subcampeón en el 2014, y siempre es un enemigo temible porque pone la ilusión de toda la temporada en el mano a mano. «Se prepara muy bien y tiene muchas condiciones para la modalidad, pero prefiero pensar más en mí que en el rival», asegura el pelaire.

Durante más de dos meses de práctica, Víctor ha afinado su saque, tratando de que resulte más demoledor y variado, y sobre todo, el resto. «Es lo que más he trabajado porque resulta fundamental. También he hecho hincapié en la defensa de aire y las jugadas a bote o los dos paredes, que siempre me han costado un poco más», incidía.

Ambos contendientes no se han visto nunca las caras a toda cancha, sólo en el cuatro y medio, en desafíos del vino, y con victorias del ezcarayense. Pero de nada sirve la historia cuando está en juego el futuro.

El Astelena decidirá cuál de los rivales suma suficientes merecimientos para pasar de ronda. Si el partido llega a su recta final con igualdad, la frialdad resultará clave. Y ahí es donde se notará el trabajo de Víctor. El pelaire lo reconocía en la previa: «No vengo de mi mejor momento de cabeza, después del chasco de Parejas y de perder muchos partidos. Pero este torneo me da un plus de ilusión y jugaré en Eibar con toda la ilusión y la confianza», explicaba el menor de los hermanos Esteban.

La espinita de Elezkano

El festival del Astelena lo abrirá otro encuentro del Campeonato Manomanista, en el que se enfrentarán Elezkano II y Arteaga. El delantero de Amézqueta, después de un brillante torneo de Parejas, cerró la final con malas sensaciones. Hoy debe recuperar su mejor juego ofensivo, su valentía y determinación, para tratar de superar a un debutante, Arteaga II, que se ganó el derecho a codearse con las estrellas gracias a su triunfo en el Campeonato de Promoción del pasado año. Le sobra desparpajo al de Lasarte, pero necesitará estar a pleno rendimiento para hacer frente a Elezkano, que en los dos únicos partidos que ha jugado en el mano a mano de Primera, cosechó sendas derrotas (ante Xala, en el 2014 y ante Víctor, en el 2016.

El festival del Astelena echará el telón con un encuentro de parejas entre Elordi y Erostarbe contra Etxeberria y Jaunarena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos