PELOTA

Víctimas de sus errores

Víctor sumó el 19-20 con una carambola después de barrer a Olaizola, que estaba junto a él, pero el riojano ya no pudo hacer más tantos. :: /
Víctor sumó el 19-20 con una carambola después de barrer a Olaizola, que estaba junto a él, pero el riojano ya no pudo hacer más tantos. ::

Víctor y Albisu pierden ante Olaizola e Imaz después de regalar mucho, reaccionar y volver a fallar

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

El Adarraga no fue talismán para Víctor y Albisu. Ayer, ambos empedraron el camino hacia la derrota con dieciséis errores y, sobre todo, dejando la sensación de un trabajo duro pero ensuciado e infructuoso. Porque el riojano y el guipuzcoano merecieron ganar casi tanto como Olaizola. Pero mucho menos que Imaz, un titán que desbarató los planes de la pareja azul. Porque el objetivo con el que comparecieron estos en la cuarta jornada del Parejas era el de cargar el juego atrás.

Pintaron una frontera imaginaria en el ocho y, ahí, encerraron a Imaz. Olaizola, convaleciente de un resfriado, apenas podía entrar en juego o lo hacía para ayudar a su compañero, encajonado a años luz del frontis. Pero a Víctor y Albisu les faltó paciencia y les sobraron desaciertos. Erraron cuando era el momento de seguir percutiendo, cuando las fuerzas parecían fallar al joven zaguero. No fue así. Con pundonor se aferró a un partido muy cuesta arriba y le consiguió sacar todo el jugo junto a un Olaizola menos efectivo que en otras tardes, pero siempre incómodo.

22 OLAIZOLA II-IMAZ

20 VÍCTOR-ALBISU

Duración
59 minutos.
Pelotazos
445.
Saques
Olaizola, 0; Víctor, 3.
Faltas
Olaizola, 0; Víctor, 0.
Ganados
Olaizola, 4; Imaz, 1; Víctor, 11; Albisu, 2.
Perdidos
Olaizola, 2; Imaz, 2; Víctor, 9; Albisu, 7.
Marcador
0-1, 3-1, 3-3, 4-3, 4-4, 9-4, 9-6, 10-6, 14-6, 14-12, 15-12, 15-13, 16-13, 16-14, 17-14, 17-15, 18-15, 18-19, 19-19, 19-20 y 22-20.
Incidencias
Poco más de media entrada en el frontón Adarraga de Logroño. El dinero salió a la par.

El partido se pudo romper poco después de su ecuador, cuando los colorados mandaban por un contundente 14-6. En ese momento, Víctor acumulaba casi tantos aciertos como errores; Albisu no lograba controlar toda su fuerza e Imaz porfiaba pero aguantaba. Y, mientras, Olaizola sufría por no poder jugar. Firmó su primer tanto (7-4) con un saque-dejada. Y, el segundo, el 12-6, lo sumó tras obligar a Albisu a acudir a la punta y a Víctor a defender atrás. Con un salto de la rana, ejecutó una dejada que levantó una salva de aplausos.

Más

El Adarraga no terminaba de creerse que se podía cambiar el rumbo del choque. Pero Víctor reaccionó con una tacada de seis tantos de los que de cinco fue el protagonista (14-12) y la tarde comenzó a caldearse. La diferencia desde ese momento, fluctuó entre los dos y los tres tantos para los colorados (18-15). Víctor y Albisu lograron ponerse por delante (18-19), tras un fallo de Olaizola, un par de buenos pelotazos de Albisu y un saque de Víctor. Los errores parecían parte de un pasado lejano y el liderato estaba a tiro de tres tantos. Sin embargo, en el momento crucial, las luces se fundieron para los azules. Falló Albisu (19-19), aunque Víctor sumó el 19-20 con una carambola tan enredado con Olaizola que ejecutó el golpeo y arrastró al suelo al de Goizueta en una especie de llave de judo después de defender como una bestia.

«En el 20-20 me la he jugado y he acertado. ¡De algo tenía que valer la experiencia!» Olaizola II Delantero de Asegarce

Víctor debía templar y no lo hizo. Primero, tiró una dejada al colchón inferior; luego, Olaizola se salió con una dejada preciosa (21-20) y, en el último tanto, el de Ezcaray intentó cortar un saque del navarro con mala fortuna. No era la decisión correcta y les pesó como una losa. Adiós al punto, adiós al liderato y adiós a la ventaja en la tabla. Demasiados fallos como para levantar un partido ante un experto en situaciones complicadas y un joven con hambre de futuro. Al riojano y al guipuzcoano les pesará la derrota, pero también les servirá de lección: regalar, en el Parejas, es sinónimo de perder.

Además, en un festival con escaso público, Untoria perdió en el primer partido y Salaverri, sólido, se llevó el premio en el cierre de la tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos