Un Urrutikoetxea imperial es finalista

Urrutikoetxea entra de derecha en el partido. :: /Miguel Herreros
Urrutikoetxea entra de derecha en el partido. :: / Miguel Herreros

Ritmo, velocidad y dirección en cada golpe, claves en el triunfo del pelotari más en forma del torneo del Cuatro y Medio | El delantero de Zarátamo venció con claridad a Bengoetxea VI y ya le espera Altuna III el día 19 en Bilbao

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

Urrutikoetxea demostró ayer en Logroño que ahora mismo es el pelotari más en forma del torneo del Cuatro y Medio. El delantero vizcaíno se compró el billete para la final del día 19 en Bilbao al deshacerse de Bengoetxea VI con un dominio en el marcador y en el juego aplastante. De esta manera, el de Zarátamo cierra una trayectoria inmaculada: tres victorias en la liguilla de cuartos y otra en la semifinal. Ninguno de los dos protagonistas, que llegaban a la cita de ayer con un dedo roto tuvieron que mirarse la mano (salvo Urrutikoetxea con el partido decidido en el 10-21 tras encajar un saque). Buena señal.

11 BENGOETXEA VI

22 URRUTIKOETXEA

Duración
42 minutos y 55 segundos.
Pelotazos
177.
Saques
Bengoetxea, 1; Urrutikoetxea, 3.
Faltas
Bengoetxea, 0; Urrutikoetxea, 0.
Ganados
Bengoetxea, 6; Urrutikoetxea, 13.
Perdidos
Bengoetxea, 6; Urrutikoetxea, 4.
Marcador
0-2, 2-2, 2-7, 3-7, 3-10, 4-10, 4-15, 5-15, 5-16, 6-16, 6-18, 7-18, 7-21, 11-21 y 11-22.
Botilleros
Asier García con Bengoetxea e Inhar Jaka con Urrutikoetxea.
Incidencias
Más de media entrada en el Adarraga. Cánticos a favor de los dos pelotaris.

Comenzó el partido con Urrutikoetxea en plan mandón. El de Zarátamo llevaba siempre la iniciativa desde la primera jugada (ayer sacó muy bien) y desesperaba una y otra vez a Oinatz Bengoetxea. Nunca estuvo cómodo ayer el de Leiza en el frontón Adarraga.

Después del empate a dos, Urrutikoetxea metió una marcha más al partido, obligando a Bengoetxea a correr del ancho a la pared y al revés. Muchos kilómetros hizo ayer el navarro. Con dos saques casi consecutivos puso el electrónico en 2-7. La afición de Zarátamo contenta. Pero Bengoetxea tiene gen sufridor y lo demostró en el 3-7. Una pelota franca que Urrutikoetxea tenía para acabar el tanto, se equivocó, y el de Leiza aprovechó el regalo. Aviso para Mikel. Si perdonas contra mí, lo pagas. ¡Y vaya si aprendió la lección el vasco!

Metió la directa Urrutikoetxea y en un visto y no visto se colocó 4-15. Era cuestión de liderazgo. Ritmo, velocidad y dirección en cada golpe. Los hizo de todas las formas posibles: de saque (4-14), a pared de volea (4-13), saque-remate de gancho (4-12)... A esto hay que sumar los errores de Bengoetxea intentando cambiar la inercia y pasar a ser él el dominador (3-9, 4-11).

Intercambio

Respiró el delantero navarro con el segundo error en todo el partido de su rival (5-15). Y luego aprovechó una buena pelota para obligar a Urrutikoetxea en pared (6-16). Replicó el vizcaíno con un tanto bien trabajado que acabó en pared (6-17) y un gran voleón (6-18). Un gancho del de Leiza acortó distancias (7-18).

Llegó el turno para tres tantos consecutivos de Mikel Urrutikoetxea: una pelota del ancho a la pared, con mucha velocidad (7-19), un gancho marca de la casa (7-20) y una pelota al rincón que Bengoetxea no pudo más que mirar de lejos porque él corría al ancho (7-21).

Se relajó mentalmente Urrutikoetxea y el delantero navarro aprovechó para maquillar el marcador. Todo fe, Bengoetxea se tiraba al saque como si fueran 21 iguales. Y consiguió sumar hasta el tanto 11. En el 10-21 el delantero de Zarátamo encajó un saque y se dolió de su mano izquierda, donde tiene el dedo roto. Fue una falsa alarma.

Pero Urrutikoetxea decidió acabar el partido con un dos paredes genial. Saludo al cielo, gesto de rabia y felicitaciones de Bengoetxea. Ahora a jugar la final contra Altuna III.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos