Titín vuelve al Adarraga

Titín aplaude a la grada, el día de su despedida. :: díaz zuriel/
Titín aplaude a la grada, el día de su despedida. :: díaz zuriel

El caracolero participará mañana en un festival benéfico que recauda fondos para luchar contra el cáncer

M.G. LOGROÑO.

«Juega Titín en el Adarraga», se escuchaba en el ambiente pelotazale. Y el Adarraga respondía. Augusto Ibáñez ha sido el rey particular del Adarraga durante muchos años, donde asentó su trono y fue vitoreado por el pueblo. El delantero de Tricio brindó grandes tardes de pelota hasta que un día de octubre, el 5 del 2014, decidió guardar el fajín en el cajón y tirar los desgastados tacos. No fue un adiós absoluto, ya que el riojano sigue frecuentando frontones, aunque en partidos menores.

Mañana, Augusto Ibáñez vuelve al Adarraga. No con el esplendor de antaño, pero el caracolero en ese recinto siempre es un atractivo. Nunca lo ha abandonado, porque su camiseta esta colgada en el recibidor del frontón y en el rebote su imagen, aquel momento que recogió la cámara de Justo Rodríguez, vigila cada golpe de este deporte llamado pelota.

La excusa es perfecta: un festival benéfico con el que se pretende recaudar dinero para la lucha contra el cáncer en esa feroz batalla que libra la asociación riojana por recaudar fondos para intentar acabar con esta enfermedad. La cita es a las 17.00 horas y el precio, 10 euros. Tres partidos se jugarán. El primero, con pelotaris del Club Haro como protagonistas; el segundo, con dos parejas en pugna: Tainta y Aranza se miden a Garatea y Sainz; y el tercero, el definitivo, con Titín y Otxandorena juntos para jugarse el tanto veintidós frente a Prado y Bergera.

Como ocurre en este tipo de partidos, el resultado es secundario. Lo importante es disfrutar de la tarde y, sobre todo, que las gradas del recinto logroñés acojan al mayor número posible de espectadores, como si se tratase de una de esas tardes de San Mateo en las que el caracolero se jugaba algo más que la victoria, incluso el título de una feria que ha ganado en varias ocasiones. Ese cajón tiene un gran destino. Eso es lo más importante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos