Pelota

La rehabilitación del frontón 'Beti Jai' recuperará un gran edificio del XIX en el centro de Madrid

Cancha del Beti Jai con el frontis a la izquierda y las gradas (tapiadas) a la derecha. /L.R.
Cancha del Beti Jai con el frontis a la izquierda y las gradas (tapiadas) a la derecha. / L.R.

El edificio, obra del arquitecto Joaquín Rucoba, fue denominado como «la capilla sixtina de la pelota»

EUROPA PRESSLogroño

La rehabilitación del frontón 'Beti Jai' recuperará, cuando finalice en primavera de 2018, un gran edificio del siglo XIX, situado en el barrio de Chamberí, en pleno centro de Madrid. Una importante actuación, llevada a cabo por la arquitecta del Ayuntamiento de Madrid, Mari Luz Sánchez.

Precisamente la responsable de la recuperación del 'Beti Jai' en una entrevista a Europa Press, ha dicho desconocer cuál será su uso futuro, ya que "no es algo que me corresponda", pero si ha manifestado que espera que se busque la fórmula para "poder ser disfrutado por todos", ya que ha indicado que se trata de un edificio "muy especial".

La arquitecta participa en las XIX Jornadas Internacionales de Intervención en el Patrimonio, organizadas por el Colegio de Arquitectos, la Fundación Cultural de Arquitectos de La Rioja, en colaboración con el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno de La Rioja, y que se celebran hasta el 19 de noviembre en el Centro Fundación Caja Rioja - Bankia de Gran Vía.

En su intervención, este sábado a las 16.30 horas, dará a conocer el trabajo de rehabilitación del frontón 'Beti Jai', que incluso fue apodado "la capilla sixtina de la pelota vasca", y cuyos trabajos de conservación y consolidación de cubiertas pueda estar concluido para primavera de 2018. En total, en todas sus fases de trabajo se invertirán unos cuatro millones de euros.

Sánchez ha explicado que en su primera visita, en verano de 2015, se mostró "sorprendida" por encontrarse con este espacio en plena capital - en la calle Marqués de Riscal-, que además de su valor patrimonial - declarado Bien de Interés Cultural, desde 2011- tiene enormes posibilidades.

No obstante, ha explicado que la situación en la que se lo encontró, en verano de 2015, "era de ruinas, con gran sensación de abandono, lleno de raíces, con agujeros, falta de bovedillas e incluso con escaleras torcidas, que parecía que se iban a hundir en cualquier momento".

De ahí, que en un inicio se apostase desde el Ayuntamiento de Madrid - propietario del mismo- por la consolidación estructural del edificio, es decir "por sujetarlo", y a partir de ahí, se inició la investigación del mismo para conocer cómo era en sus orígenes, que datan de 1893-1894, y que fue construido por Joaquín de Rucoba.

De hecho, Sánchez ha admitido que una de las primeras actuaciones se dirigió a la fachada ya que "se estaba deshaciendo", para continuar por los cimientos y las gradas. En este punto, ha señalado que durante la labor de rehabilitación se encontraron "muchas sorpresas, a través de elementos muy originales, como la utilización de tejas planas" o la aparición de un arco neomudéjar, detrás de un tabique- que como "todo lo original, lo hemos intentado conservar".

El frontón 'Beti Jai' dejó de ser utilizado como recinto deportivo en 1919, para ser posteriormente comisaría de policía, para después servir de lugar de ensayo de bandas musicales vinculadas a la Falange Española y ya a mediados del siglo XX usarse como taller de reparaciones. En 2010, el Ayuntamiento de Madrid inició el proceso de expropiación que concluyó en 2015.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos